Black Friday y Cyber Monday 2016 - Qué son y cuándo empiezan las ofertas

Cuando se trata de hacer grandes compras y con la navidad a la vuelta de la esquina, el Black Friday se convierte en un oasis con importantes descuentos haciendo las veces del agua potable. El Black Friday y el Cyber Monday se importaron desde Estados Unidos y ya son de los más extendidos en todo el mundo, tanto para las tiendas físicas como online. Pero... ¿qué es exactamente el Black Friday? ¿Y el Cyber Monday?

¿Qué son el Black Friday y el Cyber Monday?

El Black Friday, hablando en plata, es un evento en el que una larga lista de tiendas, tanto físicas como online, lanzan ofertas y descuentos muy importantes para sus productos. Sería como las rebajas, pero de una forma mucho más concentrada y con descuentos más grandes. El Cyber Monday, por su parte, se celebra el lunes siguiente al día elegido por el Black Friday, destinado a lanzar grandes ofertas para productos informáticos y tecnológicos, pero con el tiempo su temática principal ha ido difuminándose. La conjunción de ambos eventos ha terminado significando un periodo de grandes descuentos en el mercado desde el viernes elegido por el Black Friday, seguido durante el fin de semana y cuya conclusión llega con el Cyber Monday del lunes siguiente.

¿Cuándo es el Black Friday?

El Black Friday de 2016 se celebra el próximo día 25 de noviembre, viernes, y se alargará hasta el Cyber Monday, que será el lunes 28 de noviembre. La fecha elegida va cambiando cada año, ya que suele depender del fin de semana posterior a la celebración de Acción de Gracias en Estados Unidos. 

El Black Friday y el Cyber Monday se han erigido como la antesala para hacer las compras de Navidad, en el que muchas tiendas y empresas han decidido subirse al carro debido a la gran cantidad de ingresos que pueden llegar a recibir en esas fechas señaladas. Grandes superficies como El Corte Inglés, Worten, Carrefour, Amazon, PCComponentes, eBay, Aliexpress y muchos más son algunos de los grandes escaparates que no dejar escapar. Y lo más importante: el beneficio es mutuo. Las empresas pueden llegar a pasar de números rojos a números negros -por eso lo del "Black" Friday-, es decir, a tener ganancias. Las compras que realicemos durante los días de los eventos podrán ser tanto a través de las tiendas físicas como en sus páginas web online, así que eso queda a gusto del consumidor. Eso sí, siempre nos quedarán los vídeos con estampidas de gente a modo zombi con los que replantearnos nuestras prioridades.