Black Tusk prepara algo grande para Microsoft

En Black Tusk Studios ya están inmersos en su nuevo proyecto para Xbox One. Pero parece que este proyecto será algo más que un videojuego, ya que según han anunciado, están pensando en la idea de extenderlo a otros campos como la televisión o el cine. Por eso buscan un guionista experimentado que les ayude a crear su nueva IP.

Black Tusk, anteriormente conocidos como Microsoft Studios Vancouver, andan en busca de un guionista con experiencia que les “ayude a traer la próxima gran IP de Microsoft a la vida”. Así nos lo ha hecho saber la Revista Oficial de Xbox. Si hacemos memoria, recordaremos que el objetivo de Black Tusk cara a esta nueva generación de consolas era el de "crear un nuevo Halo”. Es decir algo tan grande como la famosa saga ahora en manos de 343 Industries.

Por eso Black Tusk busca a alguien que les ayude a “desarrollar los personajes, el arco argumental de la historia, el tono emocional, el ritmo, el diálogo, y el sabor de una historia que dará forma al espíritu de esta nueva franquicia. Esta persona contribuirá a la documentación de diálogo del juego, la historia de fondo, los guiones gráficos y los planes cinemáticos en desarrollo”. Quieren que su nuevo proyecto dé tanto que hablar como Halo y Gears of War lo hicieron en Xbox 360. Y por lo que se ve, hasta se plantean ir más allá y compaginarlo con películas o series televisivas.

Por lo que parece, Microsoft está pensando en grande con este proyecto del que nada se sabe aún salvo que haría uso de SmartGlass y tendría multijugador (según se lee en otra oferta de trabajo). Y también se está tomando muy enserio su trabajo con Xbox One buscando destacar con nuevos títulos exclusivos y fichajes como el del guionista de Halo y Destiny que os anunciábamos hace poco y que posiblemente se sume a este proyecto si leemos entre líneas. Se ve que nos esperan grandes títulos cara al futuro, o al menos proyectos que prometen mucho, como Quantum Break, Evolve, o esta misteriosa nueva franquicia de Black Tusk. Sólo nos queda esperar y disfrutar cuando lleguen.