Bobby Kotick con pies de plomo en la 'next-gen'

El popular Bobby Kotick, presidente de Activision Blizzard, no ve del todo claro el lado positivo de la nueva generación.

La mayoría de 'jugones' está entusiasmada con la llegada de una nueva generación de consolas que poco a poco irán dejando atrás a las actuales plataformas que tantos y tan buenos años de diversión nos han dado, pero para Sony y Microsoft ha llegado el momento de tomar el relevo y dar el salto a una nueva era, sin embargo hay quienes opinan que no todo el monte es orégano.

Bobby Kotick, presidente de Activision Blizzard y una de las personalidades más importantes de la industria de los videojuegos, ha dado su opinión acerca de los pros y contras que traerán consigo PlayStation 4 y Xbox 720 y sobre los problemas e inconvenientes que pueden encontrarse las desarrolladoras con su llegada, algo que probablemente también pueda repercutirnos a los usuarios.

Según el directivo, las compañías deberán hacer un mayor desembolso en sus producciones para obtener el mismo beneficio que están alcanzando en la actual generación, con lo que a la larga verán reducidas sustancialmente sus ganancias. A esto hay que sumarle que una gran parte de los consumidores de videojuegos actuales no tiene pensado cambiar de consola a corto plazo, tal y como están las cosas, algo que se está viendo con Wii U. Factores importantes que los estudios deberán tener muy en cuenta a la hora de comenzar a desarrollar títulos para las nuevas plataformas.

¿Creéis que Bobby Kotick está en lo cierto o exagera en su visión pesimista de lo que supondrá la llegada de la nueva generación? ¿Será tan catastrófica como lo pinta?