Bradley Cooper será el villano de Jane Got a Gun

Hace un par de semanas os contábamos los radicales cambios en el equipo de producción y el elenco de Jane Got a Gun, una cinta que había comenzado con mal pie. Con la incorporación de Bradley Cooper en sustitución de Jude Law el rodaje sigue adelante.

Me ha costado un buen rato encontrar una fotografía en la que Bradley Cooper salga con cara de malas pulgas, así que, siendo franca, no sé qué tal se le dará hacer de villano, ni si será capaz de alcanzar el nivel del camaleónico Jude Law al que últimamente hemos podido ver en propuestas de lo más variopinto: hastiado y exigente marido en Anna Karenina, psiquiatra acorralado en Efectos secundarios o como el mismísimo Watson en la saga de Sherlock Holmes.

Lo dicho, Cooper tiene alto el listón, pero también grandes expectativas tras el exitazo que ha supuesto El lado bueno de las cosas y que le ha valido un importante espaldarazo a su carrera como actor. Próximamente podremos verle en Serena de nuevo junto a la oscarizada Jennifer Lawrence y compartirá reparto con ella también en el nuevo proyecto de David O. Russell centrado en el escándalo Abscam de los años 70.

Jane Got a Gun narra la historia de una mujer (Natalie Portman) cuyo marido fugitivo regresa a casa con ocho heridas de bala. Cuando la banda de forajidos liderada por Bishop (Bradley Cooper) a la que pertenecía su marido sigue sus pasos para terminar el trabajo, ella se ve obligada a contactar con un hombre (Joel Edgerton) al que no veía desde hace una década y con el que mantuvo un romance, para pedirle que le ayude a defender su granja y a su esposo. Con su apoyo, Jane hará frente a la banda de delincuentes.

 

Siguen sin conocerse las causas por las que la directora Lynne Ramsay (Tenemos que hablar de Kevin) abandonó el rodaje, que ha quedado en manos de Gavin O'Connor, pero de no haber nuevas noticias, la idea sigue siendo la de estrenar la cinta el año próximo.