Call of Duty: Ghosts. El mundo abierto tendrá que esperar

La saga Call of Duty con su última entrega, Ghosts, sigue resistiéndose a contemplar un mundo abierto que podamos explorar con calma (sin recibir un balazo entre ceja y ceja).

Para Mark Rubin, productor ejecutivo de Infinity Ward, el desarrollo de la historia de Call of Duty: Ghost, es prioritario. Una buena trama implica que nosotros, los jugadores estemos inmersos en el transcurso de la misma. Las distracciones, atascos, o pérdidas del hilo argumental, por ver una cinemática, no entran dentro de los planes de Mark.

La remota posibilidad de que Call of Duty: Ghosts acabe apostando por el mundo abierto, se evapora en el aire. El actual equipo, Infinity Ward, que desarrolla el último título de la franquicia, tiene muy claro que una buena historia no deja sitio para distracciones.

Mark Rubin quiere que nosotros, como jugadores, sigamos la historia, seamos parte de ella, hasta tal punto, que el juego sea la realidad, que olvidemos que estamos dentro de un videojuego. Si nos dan la opción de vagabundear por el escenario, la magia se rompe.

Yo pregunto ¿para sobrevivir no es indispensable observar el entorno? ¿conocer mejor el escenario no permitiría usarlo en nuestro beneficio? ¿la guerra de verdad no se desarrolla en un mundo abierto?

¿Por qué el sandbox no es una opción en Call of Duty: Ghosts?

Ir a la ficha Escribe tu análisis