Capcom no planea acciones contra el músico fraudulento

Capcom se muestra sorprendida ante el escándalo de Mamoru Samuragochi, que firmó las bandas sonoras de Resident Evil: Director's Cut y Onimusha a pesar de no ser suyas, aunque no planean emprender acciones de ningún tipo. Además, Samuragochi asegura que sí tuvo problemas de sordera pero que ha recuperado parte del sentido del oído en los últimos años.

La semana pasada os contábamos la curiosa historia de Mamoru Samuragochi, el supuesto compositor de las bandas sonoras de Resident Evil: Director's Cut y el primer Onimusha (ambos de Capcom), además de otras piezas musicales de gran éxito en Japón. El escándalo surgió cuando salió a la luz que este hombre era un fraude, ya que toda esa música fue realmente compuesta por otro músico llamado Takashi Niigaki, al que Samuragochi pagaba por su trabajo e incluso llegó a amenazarle con suicidarse si dejaba de hacerlo.

Ante semejante panorama, un portavoz de Capcom ha reconocido que en la compañía están "realmente sorprendidos". Sin embargo, "como las dos bandas sonoras implicadas ya no están en circulación, no tenemos planes de emprender acciones de ningún tipo".

Por otra parte, recordaréis que Mamoru Samuragochi afirmó durante muchos años que se había quedado sordo debido a una enfermedad degenerativa, pero que Niigaki reveló que aquello era una mentira más, supuestamente para generar una especie de misticismo (los medios japoneses apodaban a Samuragochi "el Beethoven moderno"). Samuragochi asegura ahora que sí tuvo problemas de sordera.

"En los últimos años he empezado a oír un poco más que antes... desde hace unos tres años puedo oír palabras si la gente habla de manera clara y lenta cerca de mis oídos", sostiene Samuragochi. Además, asegura poseer un certificado que demuestra sus problemas de oído.

Sin embargo, esta versión choca bastante con la de Niigaki, que trabajó para él durante 18 años y afirmó hace poco que Samuragochi podía escucharle sin problemas.

Además, Mamoru Samuragochi ha ofrecido públicamente sus disculpas. "Me siento profundamente avergonzado de mí mismo por vivir una vida falsa", afirma.

Ante semejante panorama, un portavoz de Capcom ha reconocido que en la compañía están "realmente sorprendidos". Sin embargo, "como las dos bandas sonoras implicadas ya no están en circulación, no tenemos planes de emprender acciones de ningún tipo".