Cara a cara: ¿rol occidental o japonés?

Con el lanzamiento en nuestro país de Ni no Kuni en el horizonte (que finalmente tendrá lugar el 1 de febrero, con unos días de retraso con respecto a la fecha anunciada inicialmente debido a unos problemillas de distribución), es un buen momento para pulsar el estado de un género, el rol, que en esta generación parece dominado por los estudios occidentales. ¿Atrás quedaron los días de gloria del J-RPG?

Rafa Aznar dediende esta postura, mencionando los brillantes trabajos más recientes de sellos como Bioware o Bethesda y cargando contra los supuestos tópicos de los juegos de rol japoneses y su enreversados, a la par que presuntamente anticuados, sistemas de combate. Y también critica, no sin razón, que muchos títulos no llegan a nuestras fronteras.

Dani Acal, aunque reconoce la calidad de los Mass Effect o Skyrim, rompe una lanza en favor del J-RPG amparándose en la indiscutible calidad de Ni no Kuni, título que está llamado a recoger el testigo de juegazos inolvidables como Dragon Quest: El Periplo del Rey Maldito y que puede ser el comienzo de una nueva edad dorada de juegos de rol paridos en Japón (en el futuro nos esperan Dark Souls II, Tales of Xillia, Lighting Returns: FFXIII, Soul Sacrifice...) al tiempo que defiende sus mecánicas.

¿Y vosotros qué opinais? ¿El J-RPG ha muerto sepultado por los grandes juegos de rol desarrollados en Europa y Estados Unidos? ¿O creeis que los japoneses aún tienen mucho que decir en un género que tan buenos resultados les ha dado en el pasado?