Castle temporada 8 - ¿No se merecían los espectadores un final mejor?

¡El final de Castle carece de la más mínima originalidad! ¡Qué fiasco! Sin lugar a dudas podría colarse en nuestro ránking de los finales más decepcionantes de las series de televisión porque tanto Richard (Nathan Fillion) como Kate (Stana Katic) llegan a un final sacado de la chistera en los últimos dos minutos del show dejándonos anonadados....

¿No se merecían los seguidores de la serie un pelín de esfuerzo por parte de los guionistas para alumbrar un desenlace un poco menos trillado?

 

¡CUIDADO, SPOILERS! En este último capítulo de Castle titulado "Fuego cruzado" (8x22), Castle y la detective Beckett arriesgarán sus vidas para atrapar a LokStat, nombre en clave de un implacable capo de la droga y líder de una red de blanqueo de dinero. Y por el camino se dirán cuantísimo se quieren unas cuantas veces.

 

Tras pasar por peligros mortales un par de veces por cabeza, son tiroteados en su propio apartamento por Caleb y se reúnen, heridos de bala, para adolecer juntos de la mano... Y ¡flash-forward! Siete años después desayunan con sus tres retoños dando fe de que salieron con vida y tienen una familia idílica... Obviamente este pegote es el añadido adicional tras la no renovación de la serie.

 


 

Hace unas semanas nos enteramos que Stana Katic abandonaba Castle y poco después se anunció la cancelación definitiva de la misma, algo que pilló por sorpresa a los fans. Tras el anuncio de la marcha de Katic, ABC barajó la posibilidad de rodar dos finales: uno pensando en una nueva temporada, y otro en un punto y final en la octava. Sin embargo la red ardió en críticas a ese futuro sin la actriz y se decidió que lo más lógico era darle carpetazo cuando aún la tenían atada por contrato. 

 

Admitamos que Castle nunca fue una gran serie: entretenimiento ligero sí, un procedimental de manual con una pareja que funcionaba bien en pantalla, y, visto lo visto, fatal en el plató hasta el punto de que las tramas tenían que justificar separaciones cada vez más enrevesadas para mantener a los intérpretes alejados entre ellos. Este final al menos certifica la libertad de Katic, que no es poco y el hecho de que su personaje se queda en el paraíso de la ficción comiendo perdices con su parteneur. ¡Ahora a volar, Stana! FIN DE LOS SPOILERS.

 

¿Y a vosotros qué os ha parecido? ¿Eráis fieles seguidores de Castle? ¿Ha estado a la altura ese apresurado final o ha sido bochornoso brochazo grueso para quitarse el muerto de encima deprisa y corriendo? Los caminos rápidos siempre suelen ser los menos interesantes. Y lo cierto es que a lo mejor el broche de oro tendrían que haberlo puesto hace un par de temporadas y así le habrían ahorrado quebraderos de cabeza a los guionistas y a los actores implicados de paso...