Cecil culpa a PlayStation de la situación de las aventuras gráficas

El padre de Broken Sword, Charles Cecil, considera que PlayStation y la evolución gráfica han sido lo peor que le ha pasado a las aventuras gráficas en su historia.

El británcio Charles Cecil, fundador de Revolution Software y padre de Broken Sword, no ha dudado en hablar de la situación que está viviendo el género de las aventuras gráficas hoy en día y de apuntar con el dedo a aquellos que, bajo su criterio, son responsables de ella en una entrevista realizada por el medio Vandal.

No hay duda de que la evolución tecnológica no significa lo mismo para todas las mentes pensantes del mundo, tanto dentro como fuera del sector de los videojuegos, aunque centrémonos en él, que es lo que nos interesa. Y es que mientras un grupo depende del potencial que las consolas para conseguir sorprendernos con impresionantes aspectos técnicos, para otro estas nuevas posibilidades suponen un aspecto secundario que, pese a abrir nuevas puertas, no es lo más importante en el juego.

En esa descripción encaja con bastante acierto una comparación en la que el segundo grupo es el de desarrolladores de juegos del género de las aventuras gráficas y, el primero, el resto de ellos. La evolución de las consolas ha sido la principal responsable del declive de dicho género, que en estos momentos, pese a contar con títulos muy notables en su catálogo, está muy lejos siquiera de rozar a la edad de oro que disfrutó en su día.

Al fin y al cabo, ¿qué es más fácil, exprimir al máximo una consola y desarrollar un juego técnicamente notable o crear un guión inteligente, carismático, ingenioso y original que incite al jugador a estrujarse el cerebro? La respuesta es obvia en la mayoría de casos.

Dicho esto, Cecil no ha tenido reparos en considerar que PlayStation es lo peor que le ha pasado a las aventuras gráficas en su historia, ya que el trabajo de Sony con su publicidad consiguió que a la gente le importara más el apartado gráfico de un título que el resto de facetas de éste, cambiando así también la opinión de las distribuidoras, que poco a poco empezaron a apostar por otros proyectos. También considera que Nintendo es la única compañía que ha apostado por algo diferente y más alejado de lo que comúnmente se le conoce, no entraremos en si con o sin acierto, como hardcore.

Esto nos lleva a la actual situación del género, que en muchas ocasiones tiene que abrazarse al crowdfunding para conseguir llegar a ver la luz del final del túnel. Sin ir más lejos, Broken Sword The Serpent's Curse hará acto de presencia en el mercado digital a lo largo del año gracias al éxito que tuvo su kickstarter. Sin duda, es un tema que da que pensar. ¿Hasta qué punto la evolución tecnológica frena o limita, ya no la originalidad de los desarrolladores, sino la posibilidad de que ésta llegue a hacerse realidad sin estar atada al crowdfunding para sobrevivir?