La censura podría llegar a los juegos japoneses

No cabe duda de que se trata de un tema polémico, la censura en los videojuegos y en cualquier otro área de la sociedad no son siempre la mejor respuesta a determinados problemas.

Hoy hemos conocido a través de Lewd Gamer una iniciativa de la ONU que si bien tiene un fondo legítimo y muy necesario en nuestra sociedad, como es la igualdad de género entre hombres y mujeres y la supresión de todo tipo de manifestaciones o actos que fomenten la violencia contra ellas en la sociedad, quizás no es la mejor solución aplicar censuras encubiertas a contenidos de ficción. Este próximo 16 de febrero se celebrará el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la ONU donde una de las medidas a estudiar para erradicar este tipo de violencia es precisamente censurar aquellos juegos que puedan mostrar contenidos de este tipo. Estas medidas se englobarían dentro de un paquete de leyes que también busca mejorar y equiparar las condiciones de las mujeres frente a los hombres en el empleo o en mejorar las condiciones en las que se desarrollan los embarazos.

Estas leyes propuestas en el informe de la ONU que ahora se fija en Japón contemplarían también la prohibición de juegos que no se adecuen a estos cánones de igualdad. Como en tantos otros aspectos de la vida, la cultura y las artes, censurar o prohibir determinados contenidos de este tipo puede ser más contraproducente que otra cosa. Es evidente que aquel que use la violencia contra las mujeres como reclamo para vender videojuegos o cualquier otro contenido de entretenimiento debe someterse a este proceso regulatorio y ser rechazado plenamente por la sociedad, pero ahí es donde comienza la fina línea de lo que es o no censurable, y en este tipo de situaciones los videojuegos siempre suelen ser los más afectados.

Cualquier contenido que fomente la violencia o desigualdad hacia las mujeres es algo reprobable e indeseable, sólo esperamos que los "censores" no confundan la ficción con la apología de este tipo de prácticas que todos rechazamos. Veremos qué pasa con un tema que tristemente es muy recurrente en el mundo de los videojuegos. Porque siempre que hay que delimitar prácticas nocivas para la sociedad, los videojuegos se convierten en el principal objetivo a eliminar, veremos qué es lo que ocurre finalmente en Japón.