El clima no para en Gran Turismo 5

Conducir es algo que puede estar reñido con el clima y las condiciones ambientales. Algo que en Gran Turismo 5 podremos experimentar en todo tipo de lugares, por todo el mundo, con sus peculiaridades y retos.

Nos enfrentaremos a la nieve y el hielo en zonas de montaña o países donde resulta de lo más natural. Entraremos en el asfalto tras recorrer tramos de tierra o llenar nuestros preciosos coches con varias capas de barro. Recorreremos circuitos iluminados por miles de focos que intentan simular el día, aunque sin conseguir la claridad de este. Todo ello, con un motor gráfico que es capaz de meternos en harina con apenas unos segundos de imágenes, como las que muestra este vídeo.