Clone Nyan Attack para iOS y Android

En Hobby Consolas nos gusta conocer y apoyar a los pequeños estudios que empiezan su andadura en el mundo de los videojuegos. Por eso, hoy os traemos el juego Clone Nyan Attack, disponible en iOS y Android, y con el que se estrena 3MonkeyBits.

En el año 2011, el vídeo Nyan Cat se convirtió en todo un fenómeno en Youtube. En él, un gato volador con cuerpo de tarta iba dejando tras de si una estela de arco iris. Siguiendo esta idea, 3MonkeyBit se embarcó en la creación del juego Clone Nyan Attack, en donde debemos evitar que el malvado Doctor Malignus lleve a cabo sus malvados planes. Para ello sólo contaremos con nuestros dedos.


El doctor Malignus ha secuestrado a NyanCat y ha creado un ejercito de clones para conquistar el planeta Tierra. Nuestra misión será acabar con ellos, mientras recorremos distintos países que están siendo atacados por estos particulares gatos.

Clone Nyan Attack se compone de 12 niveles en el modo historia ,12 misiones y 3 niveles infinitos. Además, los 27 clones creados por el doctor Malignus tienen características únicas y diferentes.  Al ir superando las distintas fases, conseguiremos varios logros y podremos entrar en un ranking mundial.  Clone Nyan Attack ya está disponible para iOS y Android y podemos descargarlo en la App Store y en Google Play.


La compañía 3MonkeyBit está formado por Mikel Eizagirre y Victor Goñi, dos jóvenes emprendedores que se conocieron como investigadores en una empresa de I+D+i, y que están dispuestos a que su pasión, los videojuegos, se convierta en su profesión. Han desarrollado el juego Clone Nyan Attack durante sus horas libre pero, no han estado solos, pues han contado con la ayuda de Almudena M. Castro, en el diseño artístico.


Les deseamos mucha suerte en esta nueva andadura que comienzan, y os dejamos sus páginas web por si queréis seguir su pista o conocer más detalles sobre el juego: www.3monkeybits.com y www.cna.3monkeybits.com
Aquí tenéis el divertido tráiler de Clone Nyan Attack. Será mejor que vayamos entrenando nuestros dedos para que no nos den calambres cazando a estos clones.