Colin Furze crea un lanzallamas imitando a Pyro

Los X-Men reviven en el garaje de un joven británico. Colin Furze es un tipo con mucho tiempo libre: su última creación es un homenaje a Pyro, uno de los villanos del grupo de Magneto capaz de manipular el fuego.

Bueno, nos quedan solo cinco días de cuenta atrás hasta el estreno de X-Men: días del futuro pasado y cada cual se entretiene como quiere mientras tanto. Los hay que coleccionan carteles, que reúnen el metraje de los tráilers y prácticamente sacan la película completa antes de que se estrene y los hay con otras habilidades...

¿Recordáis a Colin Furze? Era el muchacho que, gracias a un buen garaje, herramientas variadas, un buen chute de Bricomanía y mucho tiempo libre, se creó unas garras automáticas como las de Lobezno:

No ha sido su único invento, ya que también consiguió en su día imitar a Magneto recreando unos zapatos imantados con los que caminar cabeza abajo (también os digo que habría que ver las tomas falsas, ¡seguro que llevaba casco para no romperse la crisma!).

El siguiente mutante en el que se ha inspirado ha sido en Pyro, uno de los acólitos de Magneto, que se distingue por ser capaz de controlar el fuego y que, claramente, encuentra su Némesis en el Hombre de hielo (Bobby para los amigos) en películas como X-Men: la decisión final.

Las buenas noticias son que este muchacho británico no es un pirómano y que aprovecha su superpoder de controlar el fuego para hacerse unas tostadas a su gusto (bien, compañero, muy económico), las no tan buenas es que puede haber algún descerebrado al que le dé por imitarlo y liarla parda.

Venga, me pongo en plan mami, por si a alguien sin la formación necesaria le da por experimentar: no lo intentéis en casa, que con el fuego no se juega, ¡quema! Y dicho esto, ¿a que mola? Pues nada, si os habéis quedado con hambre de mutantes, recordad que de aquí al estreno de X-Men: días del futuro pasado tendréis en nuestro Especial mutantes la crítica de todas las películas de la saga, incluyendo los spin-offs de Lobezno.