Columbia, Una Ciudad en el Cielo de Bioshock Infinite

Booker DeWitt, agente secreto y protagonista de Bioshock Infinite, será todo un extranjero entre las flotantes calles de Columbia. Su misión no es bien acogida entre los habitantes de lo que parece ser un paraíso en los cielos, sobre el alcance de cualquier hombre común, e incluso de Dios. 2K Games nos brinda un emocionante tráiler, lleno de acción y plásmidos, que suelta destellos sobre la nueva utopía en la que Irrational Games nos quiere envolver.

Como todos los interesados sabemos, viajamos a la ciudad voladora Columbia en busca y rescate de una misteriosa chica, Elizabeth, la cual parece albergar un tremendo poder. La tecnología de corte steampunk que presenta la arquitectura de este Arca de Noé tan particular dista mucho del año 1912 en el que se desarrolla la historia de Bioshock Infinite. Al aterrizar en tal panorama, DeWitt no pude impedir sentirse desconcertado: ¿es éste el cielo? Como se podría esperar de los chicos de Irrational Games, un verdadero infierno puede tener la apariencia de un completo ensueño.

Al igual que ocurriera en Rapture, el fanatismo ante la superioridad tecnológica y científica crece de forma desmedida y se presenta ante nosotros la némesis de nuestro protagonista junto a su ejército de sectarios simpatizantes. Soldados de choque, grupos especializados como los Boys of Silence, o increíbles moles dignas de otro mundo, como el Handyman o el Songbird nos pondrán las cosas más que aterradoras en nuestra visita por la misteriosa Columbia, la cual esconde un oscuro secreto que ha de ser guardado a toda costa.

Tras ver el buen hacer de 2K Games en cinemáticas como ésta, acompañada de trepidante acción in-game digna de Irrational Games, así como su serie de originales documentales, solo podemos desear la llegada del 26 de marzo de 2013 para perdernos en la inmensidad de Bioshock Infinite y descubrir su alentador final en Xbox 360, Playstation 3 y PC. ¿Os gusta odisea a la que se enfrentará Booker DeWitt? ¿No os dan ganas de dar un paseo con el Sky-Hook?