¿Cómo se crea el sonido de DriveClub?

DriveClub, el juego de carreras exclusivo de PS4, se ve muy bien en las imágenes y vídeos que nos han enseñado Sony y Evolution Studios. Alan McDermott, manager de audio, ha afirmado que también cuentan con algunos de los mejores en la industria de audio para crear el sonido de los motores.

Desde que Sony anunció la fecha de lanzamiento de DriveClub para el 7 de octubre, no ha parado de enseñarnos los circuitos por los que pasaremos a toda velocidad con espectaculares coches. Pero, no sólo de imágenes vive DriveClub, desde Evolution Studios indican que cuentan con los mejores de la industria de audio para reflejar el sonido de los motores.

“Obsevámos los coches y después compramos componentes y muestras a los fabricantes. Pero, no era suficiente bueno para lo que queríamos hacer”, declaró Alan McDermott, manager de audio al blog de PlayStation.

¿Cómo lo hicieron entonces para capturar el rugir de los coches? Alan McDermott y su equipo, en lugar de comprar muestras, pasaron dos años y medio viajando por el mundo para hacer sus propias grabaciones de audio de todos los coches que salen en DriveClub. “Hemos estado persiguiendo los coches en todo el mundo. No hay disponibles muchos Pagani Huayra. No los fabrican al antojo. Si estaba en Japón el miércoles, o el sábado en Italia… nosotros los perseguíamos. Hemos hecho todo lo posible”

Para cada grabación han utilizado al menos 16 micrófonos en cada vehículo y en algunos casos hasta 27. “Una gran parte del tiempo en los juegos de coches de simulación, el desarrollador graba de serie unas muestras y eso es todo. Ellos usan esas muestras de sonido tanto en interiores como en exteriores. Nosotros no hicimos eso. Grabamos las muestras a nuestra medida para todo- tubo de escape, motor, interior”

Alan McDermott declaró que está “bastante seguro” de que Evolution Studios posee las mejores grabaciones en alta fidelidad de todos los coches de DriveClub. Incluso, BMW y Mercedes les han pedido sus muestras para remplazar las que ellos tienen.