Comparar la velocidad de reloj en Xbox One y PS4 no es lo más fiable

Una vez más, las comparaciones entre las consolas de nueva generación de Sony y Microsoft no dejan de aparecer, y no tiene pinta de que vayan a tener un final cercano.

La última de esta rumorología viene a desmitificar una de las comparaciones más comunes, como es la de la velocidad de reloj de los procesadores de estas consolas.

Estas afirmaciones las realiza Joe van den Heuvel de Cloakworks, una compañía especializada en la simulación de texturas, sin duda una de las facetas estrella a la hora de calibrar la calidad gráfica de un juego.

Según Joe, "La Velocidad de reloj no es siempre una forma fiable de comparar el rendimiento relativo de dos procesadores diferentesla diferencia clave en los procesadores de última generación es mucho más amplia. El número de operaciones de punto flotante que se puede hacer con una sola instrucción SIMD se ha duplicado en este último salto de generación. El número de núcleos de procesador ha aumentado también, al igual que el ancho de banda de memoria. Todo esto se suma a una gran oportunidad para hacer trabajo en paralelo con un excepcional rendimiento".


Todas estas especificaciones se basan en que Cloakworks es una tecnología que depende en gran parte en la potencia de la CPU. los chicos de Gamingbolt también han preguntado a Joe acerca del impacto que DirectX 12 podría tener en el desarrollo de su teconología respecto de las nuevas CPU´s, ya que la nueva versión de DX podría reducir el consumo de CPU en hasta un 50%. 

"DirectX 12 es muy emocionante para nosotros! Como una tecnología basada en la CPU, tener más potencia de procesamiento de esta disponible es siempre una ventaja. Pero más que eso, el renderizado de las texturas siempre sobrecarga a la GPU, lo que en este caso, con DirecX12, nos daría la posibilidad de aprovechar ese plus de potencia de la CPU para relajar el rendimiento de la GPU"

Con las palabras de Joe van den Heuvel queda claro que no siempre, fijarse en la velocidad del procesador es sinónimo de saber qué CPU es más rápida, hay multitud de factores que inflluyen en el veredicto y parece que entre el salto de generación y el nuevo DirectX 12, hay bastantes garantías de que ambas consolas demuestren que son netamente superiores a sus predecesoras.