Comparativa entre el mando de PS3 y el de PS4

Con PlayStation 4 Sony ha cambiado totalmente el diseño del mítico mando que machacamos en PlayStation y PlayStation 2, pero ¿en qué se diferencia exactamente el nuevo modelo del antiguo? Seguid leyendo para descubrirlo...

La página VentureBeat nos muestra al detalle las diferencias entre el DualShock 3, el mando de PS3, y su sucesor en la next gen, el DualShock 4. Una de las primeras cosas que descubrimos sobre la nueva máquina de Sony el día de su presentación fue que el mando icónico de la compañía había sido rediseñado, algo que no fue del gusto de todos, pues dos generaciones de consolas habían hecho uso del modelo DualShock original.

El mando es uno de los pilares fundamentales dentro de cualquier videoconsola, pues es el medio directo entre el jugador y el videojuego, y de su comodidad depende nuestra satisfacción. Así que es inevitable pensar, ¿estará el nuevo modelo a la altura de las expectativas? A continuación tenéis fotos detalladas con los cambios más notables:

Los cambios en la cruceta son palpables: se prescinde del material "rugoso" que se había utilizado hasta el momento por uno mucho más suave al tacto, lo que permitirá que el deslizamiento entre direcciones sea más sencillo logrando que nuestros pulgares no sufran al ejecutar combinaciones de botones de forma repetida (¿quién no ha acabado con los pulgares doloridos después de 20 hadoukens seguidos?)

Los sticks son ahora mucho más ergonómicos, adaptándose a la forma del dedo para evitar que este resbale, error que como vamos a ver a continuación compartía en mayor medida con los botones laterales.

Los míticos botones de PlayStation, todo un icono de la industria del videojuego, vuelven una vez más con su apariencia inalterada. Se ha eliminado la cruz en relieve alrededor de los cuatro botones para que el deslizamiento de uno a otro sea lo más suave posible.

Sony ha escuchado las quejas de los usuarios y ha corregido uno de los fallos más criticados del DualShock 3: mantener pulsados durante un período prolongado de tiempo los botones laterales L2 y R2 hacía que nuestros dedos se resbalasen poco a poco. Por suerte, en el Dualshock 4 tanto estos como R1 y R2 poseen una forma curva para evitar resbalamientos innecesarios.

Si queréis saber más sobre el nuevo mando de PS4, podéis indagar a fondo en sus nuevas funcionalidades, ver nuestras primeras impresiones en video o la historia al completo de todos los mandos PlayStation.