Constantine ha sido cancelada oficial y definitivamente

Constantine ha sido cancelada y está muerta. Después de que la serie fuera retirada de parrilla por la NBC, los productores han tratado de "venderla" a otra plataforma, pero sin éxito. 

Parece que en 2015 se despide a una serie que se las prometía muy felices como opción para los amantes del ocultismo y las tramas de magia negra y demonología: Constantine, la serie basada en la cabecera de DC Comics, Hellblazer, la cual gira en torno al sardónico y canalla mago inglés  John Constantine.

Hace unos meses NBC canceló de su parrilla el show,  después de haber emitido únicamente trece episodios. Después de ésto la arrojó al limbo al show, mientras se negociaba con los productores la posibilidad de una segunda temporada o una cesión de derechos a otra cadena o platataforma de pay per view. Finalmente las negociaciones no han llegado a ningún lado y Daniel Cerone, productor ejecutivo del show, ha tenido que realizar el comunicado oficial de que "Constantine ha muerto" a través de TwitLonger.

"El reparto y los guionistas de Constantine están siendo liberados de sus contractos. El estudio ha intentado encontrarle una nueva casa al show, por lo que hemos de estar agradecidos, pero esos esfuerzos no han dado frutos. Lo siento, no se me ha dado información sobre los intentos de vender el programa a otra empresa. Lo único que os puedo decir es que la serie se ha acabado". 

De este modo nos dice adiós la segunda intentona de llevar a John Constantine a la pantalla. Después de la infame película de 2005, los menos críticos con el show parecían medianamente satisfechos con esta versión de Matt Ryan del mentalista británico, aún demasiado dulce respecto al cómic en el que se basa. Pero ni eso le ha salvado de la quema. 

¿Volveremos a ver a Constantine algún día en la tele o en el cine? Todo es posible. Pero da la impresión de que aún pasará mucho tiempo antes de que alguien intente retomar este proyecto, que a ojos vista parece maldito y marcado para fracasar por el propio Satanás en persona.