El Constantine de la serie de la NBC no fumará

El John  Constante de la serie de televisión de la NBC no fumará. Las reglas de lo políticamente correcto castran al personaje, despojándole de una de sus señas de identidad más importantes.

Las leyes anti-tabaco y la corrección política son los nuevos enemigos de John Constantine. Según las nuevas informaciones que manejamos acerca de la teleserie basada en el mago inglés de DC Comics y Vertigo, el Constantine que interpretará Matt Ryan (Assassin's Creed IV: Black Flag) no podrá fumar

¿Pero por qué Constantine no fumará, cuando el tabaco es precisamente una de sus señas de identidad más destacadas? El motivo es algo complicado. De hecho, antes de que alguno salte con la típica y manida frase de "Estos yankees, siempre jo**éndolo todo" (que nos conocemos), atentos a los motivos por los cuales el ocultista británico se "pasará a los chicles de nicotina" en la serie de la NBC

La clave la ha dado el director de la cinta Neil Marshall. Durante una entrevista con Collider, Marshal fue abordado acerca de esta cuestión, que tan en serio se toma en ciertos circulos de Norteamérica. Siendo preguntado si iban a permitir que Constantine fumara, ésta fue su respuesta:

"No, no lo vamos a hacer. Es la única cosa en la que nos hemos comprometido, me temo. En la televisión es una de las únicas cosas que no puedes hacer, fumar. Sé que es una de las señas más importantes del personaje y estamos trabajando para solucionarlo. Vamos a intentar que en todos los aspectos se acerque al del cómic todo lo posible. Vamos ver cómo". 

Así pues, Constantine en esta ocasión ha sido reducido por un acuerdo entre cadenas en Estados Unidos, al tener que respetar una convención inviolable de los medios norteamericanos. Sin embargo, como bien señala el director, los responsables del show van a intentar arreglar ésto. ¿Quizá significa eso que aunque le veamos intentando fumar, nunca llegue a poder hacerlo, como si se tratara de un gag recurrente?

Tiempo al tiempo, recordad que Constantine llegará en otoño finalmente a la NBC, y no pasará mucho antes de que llegue a nuestras costas la versión traducida. Aunque  los puristas, como el aquí firmante, al final acaben por tirar de cabeza por el VO.