Contra el estrés postraumático, Tetris

Un estudio de la Universidad de Oxford ha demostrado la utilidad de juegos como Tetris en el tratamiento de los desórdenes por estrés postraumático.

Un estudio presentado durante la British Psychology Society Annual Conference ha evidenciado los beneficios del clásico Tetris en el tratamiento de los trastornos por estrés postraumático. 


Elaborado por investigadores de la Universidad de Oxford, el informe determina que, aunque los videojuegos no suponen una cura por sí mismos, sí que resultan una valiosa vía de tratamiento alternativa gracias a su accesibilidad y relativo bajo coste.


Expuestos los sujetos al visionado de imágenes perturbadoras durante un periodo de seis horas, se les dividió en tres grupos: uno que respondería varias preguntas de cultura general, otro encomendado a Tetris y un último dedicado al mero reposo.


Culminado el experimento, quienes habían jugado a Tetris recordaron en menor medida las secuencias más impactantes del visionado, caso contrario del resto. Según la investigadora Emily Holmes, esto se debe a los "requisitos cognitivos de Tetris, cuyas demandas en el visionado espacial erradican la imaginería mental propia de los flashbacks".


Holmes reconoce que el empleo de videojuegos como tratamiento al estrés postraumático puede generar dudas, pero recuerda como en su día se consideró irrisoria la recomendación de lavarse las manos para evitar la propagación de enfermedades: "Desde que los médicos comenzaron a lavarse las manos antes de la cirugía, desde que la gente comenzó a lavárselas después de ir al baño, la propagación de agentes patógenos se redujo considerablemente, salvándose millones de vidas en todo el mundo. Quienes se reían ante tal recomendación tuvieron que reconocer su error. Igual ocurrirá con este hallazgo."


¿Veremos a los soldados jugar al Tetris para combatir las imágenes más traumáticas de sus misiones en el campo de batalla? Seguramente no, pero seguro que muchos pacientes terminan beneficiándose de sus bondades terapéuticas.