Courteney Cox, Monica en Friends, irreconocible

La última aparición pública de Courteney Cox nos ha dejado de piedra... Su rostro apenas conserva su personalidad, ¿qué le ha pasado?

Empieza a ser dolorosamente corriente hablar de grandes personalidades del mundo del espectáculo que pierden sus rasgos faciales a golpe de bisturí y/o retoques faciales de consecuencias irreparables.

Ya sabíamos que Courteney Cox, Monica Geller en Friends, era afinionada al botox (como Nicole Kidman) pero sus últimas fotos son preocupantes y no tiene ninguna pinta de que sean producto de un maquillaje atrevido como el de Uma Thurman que hizo saltar todas las alarmas sino más bien de un caso más próximo al de Renée Zellweger, Mary Kate Olsen o Meg Ryan.


La actriz de 51 años apareció en la gala de presentación de la serie Hand of God recientemente junto a su esposo Johnny McDaid y eclipsó por completo el acto con su nuevo aspecto.

Pómulos inflamados, ojos empequeñecidos, piel estirada hasta límites insospechados y una abrumadora falta de expresividad facial dan buena cuenta del estropicio que nos va a privar de ver envejecer a una hermosa mujer de forma natural. Ojalá hubiera vuelta atrás, pero, mientras no se invente la máquina del tiempo será mejor recordarla como la vimos en Friends...

A quien le queden ganas de seguir viéndola además de protagonizar Cougar Town aparecerá en Mothers Day, una comedia que se estrenará en 2016.