El creador de Kinect y HoloLens cree que los smartphones están muertos

A finales del mes pasado os contábamos que Mark Zuckerberg, creador de Facebook, pensaba que los móviles morirían en aproximadamente 10 años, pero no es el único que piensa que esta tecnología está empezando a estar obsoleta. Ahora, Alex Kipman, creador de Kinect y uno de los máximos responsables de la tecnología interna de Microsoft HoloLens, ha expresado su pensamiento de que los smartphones están muertos.

"El teléfono ya está muerto, sólo que la gente aún no se ha dado cuenta", explicaba Kipman en unas declaraciones recogidas por el portal TheVerge. Según la opinión del creador de Kinect, la tecnología de los teléfonos móviles inteligentes de hoy en día ya está obsoleta y el futuro de la comunicación está en la realidad aumentada, algo por lo que en Microsoft decidieron trabajar en HoloLens.

Además, Satya Nadella, director general de Microsoft, parece respaldar esta teoría ya que opina que "los próximos teléfonos de la compañía no pueden parecerse a teléfonos". Con esta filosofía en mente, todo apunta a que Microsoft seguirá optando por trabajar con tecnologías de realidad aumentada y se espera que en 2019 llegue al mercado una versión para consumidores de HoloLens que supusiera la evolución de los smartphones actuales.

Tendremos que ver qué es lo que sucede con el futuro de la tecnología móvil, pero parece que las grandes personalidades del sector comienzan a buscar nuevas formas de evolucionar sus productos para ofrecer aún más prestaciones con ellos. Por ahora, os recordamos que el Samsung Galaxy S8 y el LG G6 acaban de llegar al mercado y que, por ahora, sus creadores siguen optando por fabricar smartphones tradicionales.

Lecturas recomendadas