El creador de los minions preocupado por la saturación de merchandising

Los minions están por todas partes, se ha comercializado su imagen hasta la saciedad y ahora Pierre Coffin, su creador, se arrepiente. ¿Se han pasado de rosca?

Echad un vistazo a vuestro alrededor y, si no hay nada amarrillo de ojos saltones, ¡es raro! El spin-off de Gru. Mi villano favorito ha arrasado en las salas de cine pero también en los centros comerciales: podéis encontrar la imagen de Los minions en restaurantes de comida rápida, ropa, material escolar y hasta ha servido para promocionar tampones...

La compañía Kotex de Puerto Rico, en Estados Unidos, compartió en su página de Facebook la imagen de tampones amarillos con las gafas de los minions para celebrar la llegada de los personajes a las salas de cine, algo que escandalizó a miles de personas en la red por la posibilidad de que la fiebre amarilla hubiera hecho que se comercializaran, algo que no ha llegado a suceder. La maniobra, no obstante les ha servido para que hable de ellos todo el mundo.

 

 

Lo que parece un lucrativo negocio no obstante preocupa hasta a su creador que teme que la saturación termine cansando a la gente.

Pierre Coffin, ha explicado cómo lo percibe al medio francés Premiére: "Me chirría un poco que el márketing empiece a prevalecer sobre el trabajo. Lo estuve hablando con el productor, creo que ha ido demasiado lejos y que se nos ha ido de las manos".

 

Las comparaciones son odiosas pero tiene la sensación de que a los minions podría pasarles lo mismo que a Angry Birds o Raving Rabbids. "Cuando veo a los Angry Birds o a los Raving Rabbids por todas partes, aunque antes me gustaran ahora digo... ¡Uf!".

 

¿Creéis que Los minios están tocando ya techo o les queda recorrido entre los fans? Pierre Coffin está preocupado y puede que no le falte razón...