El creador de Yakuza odia la saga GTA

Toshihiro Nagoshi admite que odia los juegos de Grand Theft Auto, aunque también reconoce que son excelentes como juegos. Toshihiro Nagoshi

Toshihiro Nagoshi de Sega, creador de las sagas Yakuza y Super Monkey Ball, no es un gran fan de Grand Theft Auto. Por lo visto, este tema ha sido recientemente objeto de mucho debate en un popular foro japonés, y el blog estadounidense Kotaku ha aprovechado para rescatar esta semana unas palabras que dijo al respecto Nagoshi en un evento de 2011.

Ante una pregunta acerca de su opinión sobre los juegos de Call of Duty, Nagoshi decía que le gustaban mucho y que están muy bien hechos, pero a continuación continuaba su intervención hablando sobre esta otra saga occidental. "Hay muchas tendencias distintas en los juegos, por supuesto. Una vez dije públicamente que odio Grand Theft Auto y recibí una reacción muy negativa desde Internet. Aún lo odio. Pero si me preguntasen si creo que es un buen juego, diría que es un excelente juego".

El motivo de que odie GTA a pesar de admitir que es excelente se basa en sus repercusiones morales. "Simplemente, no puedo aceptar algo que promueve la emoción de que matar y cometer crímenes es divertido", explicaba.

La saga Yakuza, al igual que GTA, gira en torno a las mafias y el mundo del crimen, aunque desde un ángulo diferente. Mientras que en GTA las muertes son constantes, en Yakuza los protagonistas suelen limitarse a apalear a sus enemigos hasta que entran en razón o no pueden seguir luchando, y las relativamente pocas muertes que vemos en la saga de Sega suelen producirse en las escenas de vídeo. Además, en Yakuza los protagonistas tienen sólidos códigos morales y de honor, y sus motivaciones para pelear son muy distintas de las de los personajes de la saga de Rockstar.

Estas declaraciones de Nagoshi tuvieron lugar antes del lanzamiento de GTA V, pero no creemos que su punto de vista haya cambiado desde entonces. El juego más reciente de esta franquicia de Sega, Yakuza 5, tiene un futuro incierto en occidente, mientras Nagoshi y su equipo trabajan en el próximo Yakuza Ishin.