Curiosity What's Inside the Cube llega a su fin

Medio año después de que Peter Molyneux pusiera en marcha el experimento Curiosity What's Inside the Cube, seis meses en los que millones de jugadores han pasado infinitas horas muertas destruyendo aún más infinitos bloques desde sus dispositivos Android e iOS y desarrollando su talento artístico en las decenas de capas que protegían el secreto del primer título de 22 Cans. Y es que, al fin y al cabo, el antes llamado simplemente como Curiosity no deja de ser un experimento. En este caso proponía revelar un gran secreto al usuario que picara el último bloque, permitiéndole compartirlo o no con el resto del mundo o no.

Pues bien, hace escasas horas Curiosity What's Inside the Cube ha llegado a su fin y, como era de suponer, el responsable de echar el cierre al título sacado de la mente de Molyneux ha decidido compartir el mensaje y su recompensa con el resto del universo. ¿Queréis saber qué es lo que ha conseguido? Seguid leyendo.


Bryan Henderson
, el joven escocés que sólo llevaba una hora jugando al título, será lo que según Molyneux todo el mundo anhela: convertirse en el dios de Project GODUS (el próximo título de 22 Cans, que superó su kickstarter por milagro divino) y compartir parte de los beneficios que la nueva compañía de Peter Molyneux saque del juego. Ahí es nada.

Sin duda, es más de lo que muchos esperábamos. Aun así, ¿cómo se os ha quedado el cuerpo tras enteraros del secreto de Curiosity? ¿Ahora que sabéis de qué se trata no os habría gustado haberos esforzado más para haber sido alguno de vosotros el elegido en vez del suertudo Henderson? Pues estad atentos al siguiente experimento de 22 Cans, que con Molyneux nunca se sabe qué va a pasar, y mejor ejemplo que el que hoy nos ocupa (experimento que es publicidad encubierta de otro juego) no vamos a encontrar.