Dark Souls 3 - Decimoquinto jefe, localización y cómo derrotarlo

Conseguimos derrotar a otro jefe los jefes secundarios de Dark Souls 3. Si quieres saber la localización de este jefe y como derrotarle no te pierdas esta guía. 

Tras derrotar anteriormente al duodécimo de Dark Souls 3 en el Castillo de Lothric llegamos a un cruce en el que podíamos decidir si ir hacia la parte alta del castillo o a la parte baja. En cada una de las zonas nos esperan dos jefes y se pueden realizar en cualquier orden, teniendo en cuenta que el segundo jefe de la parte alta del castillo es obligatorio para avanzar en la historia principal y que el segundo de la parte inferior es obligatorio para conseguir uno de los finales secretos de Dark Souls III.

Si seguiste el orden de nuestras guías ya debiste derrotar a los jefes de la parte superior del Castillo de Lothric y ahora debes acabar con los de la zona inferior. Si quieres información sobre los jefes anteriores o como desbloquear el resto de logros / trofeos para conseguir el 100% de Dark Souls III no te pierdas el resto de guías.

El decimoquinto jefe al que nos podemos enfrentar durante la historia de Dark Souls 3 es Oceiros, el Rey Consumido y lo encontraremos en el Jardín del Rey Consumido. Para llegar a esta zona nos tenemos que posicionar en el cruce de caminos al que llegamos tras derrotar al duodécimo en el Castillo de Lothric y avanzar por el camino de la izquierda hasta llegar al jardín. Una vez aquí avanza todo recto por la zona hasta llegar al lugar donde lucharás contra Oceiros, el Rey Consumido.

 

Oceiros, el Rey Consumido es uno de los jefe más fáciles y básicos del juego. Tiene un ataque básico con su bastón en el que solo realiza un golpe, tiene otro en el que crea una zona de hielo a su alrededor, sabrás que está preparando el ataque cuando veas que clava el bastón en el suelo. Ambos ataques son muy fáciles de prever y esquivar por lo tanto no tendrás problemas. Cuando le quites un tercio de vida comenzará la segunda fase del combate.

 

En esta fase ya no tiene el bastón por lo tanto el ataque básico y el de hielo ya no lo realiza. El ataque básico del jefe en este combate es usar las garras para atacar y en todo caso realizar algún mordisco. Otro de sus ataques más corrientes consiste en embestir hacia tu posición al igual que hacia el jefe Vordt del Valle Boreal, es fácil de esquivar. Finalmente el único ataque especial que tiene en esta fase consiste en volar y lanzar hielo por la boca hacia tu posición y dejará un rastro de bloques de hielo por donde pase, tienes tiempo de sobra para preparar el esquive cuando veas que el jefe comienza a volar.

 

El resto del combate es exactamente igual. Oceiros, el Rey Consumido es un jefe que no para demasiado tiempo quieto y debido a sus embestidas puede darse el caso de que se quede atascado en alguna esquina del escenario debido al tamaño de la zona.

Cuando derrotes a Oceiros, el Rey Consumido conseguirás el logro / trofeo Oceiros, el Rey Consumido y el Alma de Oceiros, Rey Consumido.