Dark Souls 3: The Ringed City - Así es el último DLC del juego

The Ringed City, el DLC que pondrá punto final a Dark Souls 3, y quién sabe si a la saga, llegará el 28 de marzo, y nosotros ya hemos podido sufrirlo en nuestras carnes. Morir, morir y volver a morir… Es lo que nos espera en este contenido del aclamado juego de FromSoftware e Hidetaka Miyazaki, planteado como “un último viaje por un nuevo mundo”. Ese mismo día, se pondrá también a la venta la edición GOTY, que incluirá tanto esta ampliación como Ashes of Ariandel.

Dark Souls III: The Ringed City

En el vídeo que preside este texto, podéis ver cómo luce el DLC de Dark Souls 3 y cuáles serán algunas de sus líneas maestras. Nuestro cometido será internarnos en el fin del mundo en busca de la Ciudad Anillada, tan novedosa como antigua y familiar. Allí, nos aguardarán un buen puñado de nuevos jefes, nuevas armas, armaduras inéditas… Por supuesto, habrá nuevas áreas para sacar partido al peculiar multijugador competitivo de la saga, con un sistema de búsqueda de partidas mejorado.

Review de Dark Souls III

Un servidor no consiguió llegar tan lejos en su partida durante el Winter Level Up de Bandai Namco, pero el vídeo oficial permite anticipar algunas de las enseñanzas que traerá consigo The Ringed City. Casi todo lo que leeréis a continuación es cortesía de Álvaro Alonso, más experto en la saga que un plebeyo como yo.

Dark Souls III: The Ringed City

Para empezar este breve análisis de Dark Souls 3, llama la atención el hecho de que haya que lanzarse por un precipicio y sobrevivir a la caída, rompiendo un poco la idiosincrasia de la saga, pero lo cierto es que no es la primera vez que Hidetaka Miyazaki y su equipo nos obligan a ejecutar un salto de fe. El escenario con castillos retorcidos que se aprecia al poco de empezar recuerda al de Antiguos cazadores, el DLC de Bloodborne. Como curiosidad, cabe decir que, hace unos días, Shuhei Yoshida, presidente de Sony Worldwide Studios, publicó en Twitter una imagen en la que se le veía junto al genio de FromSoftware, dejando caer que podría haber en ciernes una nueva colaboración con el estudio.

Hecho ese paréntesis, conviene fijarse en los enemigos oscuros que nos abordan tras romper la vidriera, pues, al atacarnos, adquieren forma de humanidad, algo que no era habitual en la saga desde el DLC del primer Dark Souls. Por su parte, el enemigo angelical que trata de freírnos con sus rayos es totalmente nuevo. Sí es familiar, en cambio, el caballero que se ve a continuación, pues es una versión alterada de un Espectro Oscuro que, en su pecho, parece lucir el signo oscuro, además de empuñar dos armas inéditas, como son la espada ígnea y la cabeza de león, que no sería de extrañar que pudieran pasar a nuestras manos. Mención especial merecen también los arqueros fantasmales, pues es una de las situaciones con más enemigos en pantalla que se hayan visto en la saga. Parece estar invocándolos un coloso que se observa al fondo de la imagen, así que, probablemente, no desaparezcan hasta que le demos matarile a su amo.

Dark Souls III: The Ringed City

Para acabar la review de este DLC de Dark Souls III, el jefe doble que se ve al final del vídeo recuerda al dragón boquiabierto al que nos enfrentamos en la primera entrega de la saga, al menos en lo que a su cola se refiere. El hecho de que sean un tándem, por supuesto, hará que juremos en arameo cuando nos toque hacerles frente. Por lo demás, sólo cabe seguir rezando para que llegue el 28 de marzo y la muerte no se nos lleve el alma oscura por delante. ¡Bendito sea el sol!

Lecturas recomendadas