Dark Souls 3 - Sexto jefe, localización y cómo derrotarlo

Los guardianes de las Catacumbas de Carthus descansan en las profundidades del Torreón de Farron. Los Vigilantes del Abismo han sido derrotados y a continuación te explicamos su localización y cómo acabar con este jefe. 

Como ya comentamos en las anteriores guías de Dark Souls III el cuarto jefe marca una bifurcación de caminos en el juego en el que cada jugador puede elegir el orden en el que quiere derrotar a los siguientes jefes, teniendo en cuenta que para poder avanzar en la historia es obligatorio acabar con los jefes de ambos caminos. Si seguiste el orden de nuestras guías el cuarto jefe fue el Sabio de cristal, el quinto jefe fue el Diácono de la Oscuridad y finalmente el sexto jefe son los Vigilantes del Abismo. Si necesitas información sobre los anteriores jefes o como desbloquear todos los logros / trofeos de DS3 para conseguir el 100% no te pierdas las siguientes guías.

La bifurcación de caminos en Dark Souls 3 tiene lugar en el Camino de los Sacrificios. Si vas hacia la izquierda terminarás llegando a la Catedral de la Oscuridad. En cambio si bajas por las escaleras que verás al norte llegarás al Torreón de Farron, que es donde lucharemos contra el jefe Vigilantes del Abismo.

 

Desde la hoguera del Torreón de Farron sal al pantano y ve hacia la izquierda. Según avanzas por la zona verás unos islotes con unas grandes hogueras, usa estos islotes como ruta y síguelos hasta llegar a unas montañas en las que aparte de algunos enemigos encontrarás un fuego que debes extinguir.

 

Si avanzas por el lado izquierdo del pantano verás las dos primeras montañas con sus respectivos fuegos hasta llegar a la parte norte que es donde encontrarás la puerta por la que debes avanzar, pero que permanecerá cerrada hasta que apagues los tres fuegos. 

 

Según miras hacia la puerta ve hacia la derecha del pantano para llegar a la montaña en la que encontrarás el último fuego. Cuando hayas apagado el tercer fuego vuelve a la puerta anterior, sigue el camino y ve hacia la derecha para encender la hoguera más cercana al jefe. Vuelve a la zona anterior y sigue el camino hacia el norte para llegar a la zona donde comenzará el combate contra los Vigilantes del Abismo.

 

Lo primero que debes tener en cuenta de este jefe de Dark Souls 3 es la variedad de ataques que tiene. Es algo muy importante a tener en cuenta porque la mejor táctica para acabar con este jefe consiste en esquivar sus ataques y buscar el momento oportuno para atacar antes de que se recupere.

El Vigilante del Abismo tiene dos ataques de tipo embestida, uno de ellos acaba en una poderosa estocada y otro con un ataque lateral. En otro de sus ataques realiza un salto y da una voltereta en el aire para acabar con un ataque en picado hacia tu posición. Suele realizar un combo de varios ataques seguidos, comienza con un par de golpes normales, dos circulares y finalmente un poderoso ataque contra el suelo.

Al poco de comenzar el combate aparecerá un segundo Vigilante del Abismo. Este enemigo será compañero del jefe principal, entre ellos no se quitarán vida y por supuesto ambos intentarán acabar contigo. Al poco tiempo aparecerá un tercer enemigo, este vigilante será compañero tuyo y se centrará en atacar a los otros dos vigilantes aunque sus ataques te pueden hacer daño si te llegan a impactar. La aparición del segundo y tercer vigilante es infinita, cada vez que muera cualquiera de ellos no pasará mucho tiempo antes de que aparezca otro en una posición aleatoria y del mismo tipo. Si tienes problemas para completar esta primera fase del combate puedes huir todo lo que quieras e intentar que sea el propio vigilante el que acabe con el Vigilante del Abismo.

 

Cuando le hayas quitado toda la primera vida al verdadero vigilante comenzará la segunda fase del combate. Desde este punto solo lucharás contra el Vigilante del Abismo, como podrás ver su espada está rodeada de fuego y será más rápido y letal. La táctica de acabar con este jefe final es la misma que en la anterior fase, esquiva los ataques del jefe y busca el momento oportuno para atacar. Nuestra recomendación es que esperes a que realice el combo de ataques normales y cuando realice la voltereta justo después de los ataques circulares ruedes hacia un lago para esquivar y golpearle dos veces.

 

Una vez que derrotes al Vigilante del Abismo conseguirás el logro / trofeo Señores de la Ceniza: Vigilantes del Abismo, las Cenizas de un Señor y el Alma de la sangre del lobo.