Demos en 3DS con fecha de caducidad

Los jugadores japoneses de Nintendo 3DS se han llevado una importante (y desagradable) sorpresa al probar las demos de juegos como Metal Gear Solid Snake Eater 3D, Resident Evil Revelations o Theatrythm Final Fantasy: todas ellas tienen fecha de caducidad. No es ninguna broma: todas estas demos incluyen un contador interno que, tras 30 usos, borra y bloquea el contenido de forma que no puede volver a jugarse en esa consola.

Este movimiento se encuadra en las nacientes estrategias de las compañías para ganarle terreno a la piratería (o, en su defecto, cobrar más a los que sí compran juegos originales). Nintendo sabrá si le sale rentable o si le merece la pena la maniobra. ¿Vosotros qué pensáis?