El destino de Júpiter se lanza en el Bilbao más futurista

Los Wachowski no podrían haber escogido una ciudad más indicada para ambientar El destino de Júpiter: os mostramos los emplazamientos clave del rodaje en Bilbao.

Los Wachowski han fotografiado como nunca Bilbao en El destino de Júpiter, su nueva incursión en la ciencia-ficción... ¡Y apenas nos quedan dos días para poder disfrutarla en cines!

La Universidad de Deusto, el puente de La Salve y la pasarela Zubizuri son algunos de los iconos que veremos en la película y que ya hemos podido empezar a saborear tanto en el tráiler como en piezas como ésta que hoy os traemos que recoge declaraciones del reparto principal entre los que se encuentran la popular Mila Kunis y Eddie Redmayne, que suena con fuerza para hacerse con el Oscar gracias a su magnífica interpretación del joven Stephen Hawking en La teoría del todo.

 

 

Las imágenes fueron tomadas en el pasado mes de mayo, mes en el que los creadores de la famosísima saga Matrix estuvieron rodando en la ciudad... El acabado final es espectacular ya que al magnífico perfil de la Ría se le ha añadido un aspecto aún más futurista gracias a los efectos digitales, uno de los elementos estrella de las superproducciones de estos creadores. La grabación tuvo lugar en los alrededores del puente que Calatrava diseñó para la ciudad y permite distinguir el Puente de La Salve, la Torre de Iberdrola o la escultura (agrandada) de Anish Kapoor que adorna los exteriores del Museo Guggenheim.

 

 

Esta misma noche, antes de que llegue a los cines de Estados Unidos y España, Bilbao acogerá el preestreno mundial de El destino de Júpiter en el auditorio de la Alhóndiga. Warner y el Ayuntamiento de Bilbao han querido así remarcar "la apuesta de la ciudad como un referente de la industria del cine".

 

Bilbao saltó a los cines de todo el mundo en 1999 cuando Pierce Brosnan rapeló por un edificio con el Guggenheim a sus espaldas en 007: el mundo nunca es suficiente, pero ahora tenemos la oportunidad de disfrutar de sus enclaves como nunca. ¡Qué ganas de disfrutar de El destino de Júpiter!