Destiny, juego de Bungie para Activision

El enfrentamiento legal entre Activision y los desarrolladores de Call of Duty ha puesto al descubierto un documento que detalla el proyecto en común de esta compañía con Bungie.

Ríase usted de Bandolera. Lo de Bungie ahora se llama Destiny y va camino de alargar cierto culebrón. Para el que haya llegado a mitad del partido, vamos a poner los acontecimientos en orden. Allá por 2009, Activision mandó vigilar las cuentas digitales de algunos de los desarrolladores de Call of Duty dentro de Infinity Ward. Cuando estos últimos se enteraron, decidieron demandar a la compañía. Debido a esta batalla legal, han salido a la luz toda clase de documentos que detallan la actividad de la compañía durante estos años.

Como dicen en los cómics: mientras tanto, en otro lugar... Bungie, la desarrolladora de la franquicia Halo desde el comienzo, culminó su separación de Microsoft el pasado 31 de marzo, de tal forma que la saga del Jefe Maestro pasaba a ser responsabilidad de 343 Industries. Tras su separación, Bungie decidió aliarse con Activision y desarrollar un proyecto con ella. Los detalles sobre este proyecto eran una incógnita... HASTA AHORA (suena música dramática).

Entre los muchos documentos que se han hecho públicos en esos duelos legales entre Activision y los ex-Infinity Ward, ha destacado un contrato firmado en 2010, el cual habla de los planes de Bugie junto a Activision. Según ese contrato, Bungie se comprometió a crear para Activision cuatro action shooters con el nombre en clave Destiny. En el documento también se detalla que el primero de esos juegos debería llegar en 2013 y cada una de las secuelas sería lanzada dos años después de la siguiente (por lo tanto, el cuarto y último juego sería lanzado en 2019).

También se especifican los formatos. El primer juego sería exclusivo de Xbox 360 hasta 2014 mientras que los siguientes podrían salir también en PS3 y PC. En el documento se deja la puerta abierta al desarrollo para las plataformas de la siguiente generación (en el contrato se habla específicamente de Xbox 720 y PlayStation 4) en caso de que viniera a cuento. Además, se lanzarían cuatro contenidos descargables (con el nombre en clave Comet) durante los años en los que no se lanzara ninguno de los juegos. Así pues, llegarían en 2014, 2016, 2018 y 2020.

Ojo a este último dato: el apartado 10.4 del contrato especifica que, si a los 30 días del lanzamiento del primer juego, éste obtiene una puntuación media de, al menos, 90 sobre 100 en Gamerankings.com (es decir, si las puntuaciones de la prensa dan una media igual o superior a 90), el equipo de Bungie será premiado con un "Quality Bonus" de 2.500.000 dólares. Para que luego digan que nuestros análisis no importan...

Ahora bien, llega el momento de reflexionar: dado que este documento es de 2010, puede que sus condiciones hayan cambiado en ese tiempo: el juego puede haber cambiado de nombre, de plataformas... Si queréis ver el contrato, está visible en la web de Los Angeles Times.

ACTUALIZADO: El Comunity Manager de Bungie se ha pronunciado al respecto en la web oficial. Sin entrar en más detalles, confirma que sí, que están trabajando en "un nuevo universo", el cual veremos en 2013.