Desvelado el final de Glee si Monteith no hubiera muerto

El creador de la seguida serie Glee, Ryan Murphy, ha querido compartir con sus fans el final que tenía previsto y que se vio truncado por el fallecimiento de Cory Monteith el pasado mes de julio. Un emotivo regalo de Navidad.

¡Buen presente para los admiradores de Glee! Ryan Murphy, el creador de la serie y de otras tan exitosas como American Horror Story, ha concedido una entrevista en la que ha hecho público cuál era su final para la serie antes del fallecimiento repentino de una de las estrellas principales del show, el actor Cory Monteith: "Cory era tanto el principio como el final de Glee… literalmente".


Tanto es así que, dentro de los planes de Murphy, estaban los siguientes sucesos: "Al final de la sexta temporada, Rachel se habría convertido en una gran estrella de Broadway, el rol para el que había nacido. Finn sería un profesor, viviendo feliz e instalado en Ohio, en armonía con su elección, habiendo dejado de sentirse como un fracasado de Lima. La última línea de guión iba a ser ésta: Rachel regresaba a Ohio e iba al glee club de Finn. Él preguntaba: '¿Qué estás haciendo aquí?' Ella respondía: 'Estoy en casa'. Fundido a negro. Fin“.

Por supuesto, lo que de momento no ha desvelado, como es lógico, es el verdadero final de la serie que veremos cuando se emita en la primavera de 2015. Lo que sí ha dicho es que se siente satisfecho y que, igualmente, supondrá un homenaje al finado con el que mantenía cierta relación paterno-filial: "Cory -de un hogar desestructurado, un niño perdido- necesitaba una figura masculina que le diera una guía, un apoyo, un rumbo. En retrospectiva, Cory fue una especie de ruedines de bicicleta que me ayudó a convertirme en el padre que soy ahora con mi propio hijo".