Detenidos por piratear videojuegos

Lo barato sale caro. Más todavía cuando a lo gratuito le sacas partido sin respetar la propiedad intelectual. La piratería de videojuegos es una lacra de la que los españoles no podemos desprendernos con facilidad, pero contundentes acciones policiales como ésta pueden cambiar la conciencia colectiva. 

Detienen a tres personas por piratear presuntamente cientos de videojuegos que vendían en discos duros repletos de material ilícito. Los implicados urdieron su trama lucrativa en internet donde se anunciaban en dos páginas web. Entre sus servicios también se incluía la posibilidad de modificar consolas para que aceptaran juegos piratas. Se calcula que en un año habrían conseguido 19.000 euros de beneficio violando derechos de autor.

La Policía Nacional da por desarticulada una compleja organización delictiva compuesta por el administrador de las páginas web, el beneficiario de la cuenta bancaria donde fluctuaban los ingresos y el remitente de los envíos. En el registro de los inmuebles se incautaron de numeroso material ilegal, así como varios ordenadores e incluso carteles publicitarios de la empresa fraudulenta. A raíz de la denuncia de ADESE se pudo detectar y poner fin a esta red criminal.

El modus operandi consistía en grabar desde 280 a 900 juegos copiados en la memoria de los discos duros que más tarde vendían a través de internet a un precio de 80 a 160 euros, según la cantidad solicitada. Así ha informado la Policía Judicial encargada del caso. Los videojuegos pirateados estaban destinados a funcionar en 2 tipos de videoconsolas muy populares de las que no podemos decir el nombre.