Dioses de Egipto: tráiler en castellano HD y galería de carteles

Alex Proyas, el director de títulos tan emblemáticos como El cuervo, Dark City o Yo, robot, se ha encargado de dirigir Dioses de Egipto, un proyecto que ahondará en la mitología egipcia y contará con un fabuloso reparto.


Gerard Butler será el gran Dios de la guerra Set; Nikolaj Coster Waldau que será Horus, el Dios del cielo; Geoffrey Rush será Ra; Chadwick Boseman dará vida a Thot, el Dios de la sabiduría; Brenton Thwaites será Bek; Elodie Yung aparecerá como la Diosa del amor Hathor y Courtney Eaton será la amada de Bek.

 

El guión original de Burk Sharpless Matt Sazama hablará de un ladrón que se alía con los dioses para vivir una odisea. Horus (Waldau), partirá junto al humano para vengarse de su tío Set después de que éste mate a su hermano Osiris. Rush, por su parte, encarnará a Ra, dios del sol y padre de ambos.

 

  

La sinopsis oficial de Dioses de Egipto dice así: en esta aventura llena de acción inspirada en la mitología clásica de Egipto no faltará magia, monstruos, dioses y un reino de locura a través de los palacios y las pirámides del valle del río Nilo. Con la supervivencia de la humanidad pendiendo de un hilo, un héroe inesperado se embarcará en un viaje emocionante para salvar el mundo y rescatar a su verdadero amor.

 

Ver galería

 

Set ha usurpado el torno de Egipto, sumiendo al imperio una vez pacífico y próspero en el caos y en el conflicto. Con sólo un puñado de rebeldes heroícos opuestos al gobierno de Set, Bek, un mortal audaz y desafiante, consigue la ayuda del poderoso dios Horus con el que formará una alianza contra el mal supremo. Set y sus secuaces empezarán una batalla inimaginable en el más allá y a través de los cielos, por lo que dios y mortal deberán de pasar pruebas de valor y sacrificio si esperan triunfar en la batalla final.

 

Dioses de Egipto verá la luz en Estados Unidos el 26 de enero y aspira a convertise en uno de los grandes estrenos de fantasía de comienzos de año, ¿qué os parece? A primera vista los efectos especiales desarrollados con los 140 millones de dólares invertidos no parecen haber sido suficiente...