Diseños del film de Bioshock que no llegó a existir

Aunque parece que nunca viajaremos a Rapture en la gran pantalla, al menos nos queda el consuelo de ver algunos prometedores diseños iniciales de la película de Bioshock.

A estas alturas, está claro que la película de Bioshock se ha ido al garete. El proyecto estuvo sobre la mesa años, con Juan Carlos Fresnadillo (28 semanas después) y Gore Verbinski (Piratas del Caribe) como candidatos a director. Tras muchos tropiezos, el creador del universo Bioshock, Ken Levine, decidió dar carpetazo al asunto. El estudio no estaba dispuesto a aceptar el presupuesto de 200 millones de dólares y Levine veía imposible sacar adelante un proyecto tan ambicioso por menos dinero sin que saliera una chapuza. Levine es un tipo listo, así que seguramente fue una buena decisión.

Pero claro, a todos se nos queda la espinita clavada al pensar cómo habría podido ser la película. Ésta llegó a la fase de preproducción, por lo que ya se estaba trabajando en los diseños conceptuales de la misma. Hace poco os mostramos los diseños del artista Scott Patton para los Big Daddies. Ahora, el ilustrador Jim Martin (que ya trabajó en la saga Matrix o en varias películas Marvel) ha publicado en su página personal los diseños en los que trabajó, que mostraban una Rapture bastante parecida a la del juego, aunque algo más industrial. Incluso planteó escenas vistas en el original, como la de la sombra con el carrito de bebé. ¡Demontre, la cosa prometía! Había talento detrás del proyecto, pero Levine vio venir que los jerifaltes de Universal no iban a saber apreciarlo.

¿Sabes qué? Tenía razón...