Divertido, sólo, hasta 3.000 zombies

Uno de los responsables de Capcom, Shin Ohara, ha concedido una entrevista a Gamasutra, en la que comenta por qué se limita el número de zombies que aparecen en pantalla dentro de Dead Rising 2.

Al parecer, no es un problema tecnológico, ya que con el motor del juego pueden repetir instancias con límites muy altos. Es decir, en sus pruebas han tenido más de 7.000 zombies en pantalla. Sin embargo, según afirma Ohara, a partir de 3.000 personajes las cosas dejan de ser divertidas. Resulta muy difícil desenvolverse entre ellos, con pocas posibilidades para saltar y deshacerse de los enemigos. En escenarios cerrados, como los que presenta el juego, con unos pocos centenares se ha alcanzado el número que creen óptimo.

Estas declaraciones no impiden que, por otro lado, veamos momentos en los que resulta imposible contar el número total de no-muertos que estén frente a nosotros… aunque una vez en la partida sólo podamos que acabar con un puñado de miles.