Double Eleven se casa con Sony

Después de ver el video presentación de Little Big Planet en PlayStation Vita, nadie negaba que entre Sony y Double Eleven, encargados del desarrollo, había química... y cuando hay atracción, suenan las campanas y se firman los acuerdos.

Sony y Double Eleven firman un contrato de exclusividad que les une para todos los juegos que lance el estudio formado, la gran mayoría, por ex-miembros e ingenieros de Rockstar Leeds. Sony está encantado con ellos y con el talento y la experiencia a nivel técnico para desarrollar, a partir de ahora, todos sus juegos para las plataformas de Sony. Así, se unen a los españoles de Novarama Technologies, responsables de Invizimals y de títulos que acompañarán también a PS Vita.