Dragon Ball Super - ¿Por qué Boing emite la serie acelerada?

Dragon Ball Super Opening 2

Dragon Ball Super sigue cosechando un gran éxito en nuestro país gracias a la emisión de Boing, de lunes a jueves, a las 22:20. El capítulo de ayer se posicionó en el cuarto lugar de lo más visto de la cadena, reuniendo a un total de 239.000 espectadores. Sin embargo, la censura sigue intratable, así como un problema que muchos fans están sufriendo y que vamos a abordar en el día de hoy: la aceleración del metraje. 

Un episodio de Dragon Ball Super producido en Japón suele correr a 23 frames por segundo (NTSC), mientras que nuestro sistema PAL europeo funciona a 25 fps. ¿Esto qué ocasiona? Una difusión en Boing de 25 imágenes por segundo en lugar de 23, produciendo una aceleración audiovisual con respecto al metraje original nipón.

Este fenómeno, conocido como PAL speed-up, no nació ayer. Muchas series americanas y japonesas sufren este mal desconocido en las televisiones europeas, generando una distorsión audiovisual a la que nos hemos acostumbrado a lo largo de los años. Te sorprendería saber que series americanas como The Big Bang Theory también sufren esta descompensación de audio e imagen en nuestra pequeña pantalla. 

Opening de Dragon Ball Super reajustado a 23fps, tal y como debería verse y sonar al natural

Ajustar la música, el tono de las voces y los frames al ritmo de la emisión televisiva europea puede parecer una tarea de aficionado, pero editar todo este material y reconvertirlo a un falso PAL no es plato de buen gusto para algunas cadenas de televisión, no en vano suelen buscar la máxima ganancia con el menor esfuerzo, y esta conversión requiere cierto desembolso económico. Con lo cual, lo más sencillo es acelerar vía hardware el material que recibe la cadena y realizar una conversión audiovisual al vuelo, ajustándose al sistema PAL y generando las carencias mencionadas.

No obstante, cabe destacar que el material de Dragon Ball Super que ha llegado al estudio de doblaje se ha doblado al punto y carece de aceleración, por lo que habrá que esperar a que se lance el formato físico del producto para disfrutarlo en su máximo esplendor. Afortunadamente, el formato PAL que se distribuye en los Blu-ray o DVD sí suele reajustarse audiovisualmente gracias a las distribuidoras, por lo que en ese campo no debe haber ningún tipo de problema. 

Kame Hame Ha en castellano reajustado al natural, con 23fps 

¡Y esto ha sido todo por hoy! ¿Lograremos ver algún día Dragon Ball Super en televisión con el ritmo de metraje normal? El asunto pinta complicado, pero al menos esperamos que os haya quedado un poco más claro este tema de la aceleración y nos leemos mañana en una nueva entrega Z en Hobby Consolas. ¡Kai, Kai!

Lecturas recomendadas