Dragon Ball Super: Resumen del episodio 1, opening y ending

El episodio 1 de Dragon Ball Super acaba de emitirse en la televisión japonesa. ¿La nueva aventura de Goku está a la altura de las expectativas? Os lo contamos en este resumen del episodio. ¡Ojo, spoilers!

¡Se ha hecho de rogar, pero por fin se ha estrenado el episodio 1 de Dragon Ball Super en la televisión japonesa! Como muchos sabréis, es la esperadísima continuación de Dragon Ball Z, que ha llegado después de varios lustros de espera y conecta con los acontecimientos vistos en las recientes películas Dragon Ball Z Battle of Gods y Fukkatsu no F. Aquí tenéis el opening de Dragon Ball Super:

A continuación os vamos a contar lo que ha dado de sí este episodio, por lo que, lógicamente, vais a encontrar spoilers.

Los acontecimientos de este primer episodio son, no nos engañemos, bastante sosetes, pero sirven para poner a casi todas las piezas en situación. La historia arranca unos meses después de la victoria sobre Bu, por lo que Goku vive en paz y se dedica a trabajar... ¡Como granjero! Esta falta de actividad "real" lo tiene bastante hastiado y añora volver a los viejos entrenamientos, pero ha de traer un sustento para Chichi y Goten.

Mientras sigue trabajando, Mr. Satan llega para entregarle un maletín cargado de dinero, por el hecho de haber salvado al mundo frente a Bu. Goku no quiere aceptarlo, porque cree que el mérito fue de todos, pero Goten lo convence: con ese dinero, tendrá las necesidades económicas cubiertas y podrá volver a entrenar...

El resto de héroes de Dragon Ball Super también están "atrapados" en situaciones anodinas: Gohan y Videl se casan, así que Trunks y Goten quieren buscarles un buen regalo. En mitad de su búsqueda, se topan con una gigantesca serpiente que les pone las cosas difíciles, así que  han de pelear contra ella. Aunque Goten quiere tirar de Kamehameha, Trunks lo frena para no causar demasiado estropicio y es él quien la derriba a base de puñetazos.

¿Y qué hay de Bills, el reciente villano de las películas? Lejos de la "nobleza" que acaba demostranso en Battle of Gods, aquí se muestra como el dios de la destrucción caprichoso que conocimos al principio. En un lejano punto del Universo, un enorme elenco de chefs le están preparando un opíparo banquete, aterrorizados por el hecho de que el menú pueda no gustarle. Finalmente, Bills, cansado de la situación, se da cuenta de que trataban de envenenarlo. Éste da un golpe en la mesa con el dedo... ¡Y destruye todo el planeta! Habla con Wiss y dice que ha soñado que tendrá que pelear con un Super Saiyajin Dios... ¿Saltaremos a Battle of Gods dentro de poco?

Cuando está a punto de acabar el episodio, vemos a Kibitoshin y Ro Kaioshin mirando al horizonte, con semblante preocupado. Una amenaza se acerca...

Como decíamos, los acontecimientos gordos de Dragon Ball Super aún están por estallar, pero ya se pueden comenzar a extraer algunas conclusiones. En primer lugar, se agradece que se mantenga el estilo gráfico tradicional, sin efectos visuales por ordenador que "contaminen" la experiencia. Todo el look del capítulo parece propio de un episodio de Dragon Ball Z de toda la vida.

Por otro lado, vuelve a estar clara la intención de dar más protagonismo al humor e incluso de volver a las raíces de Dragon Ball. La prueba más clara: Mutenroshi entrando en casa de Goku con su camisa hawaiana y su concha a la espalda. ¡No se le había visto ese aspecto desde que Goku era pequeño!

Nos parece genial que se quiera dar más peso al humor, porque hacia la mitad de Dragon Ball Z todo se había vuelto demasiado cataclísmico y serio. Ya en la recta final, con Bu, Akira Toriyama se soltó más la melena con bromas propias de su cosecha y parece que aquí se seguirá ese camino. Ahora bien, esperamos que no se derive demasiado hacia el humor bobalicón. El Dragon Ball original era muy gracioso, sí, pero porque no tenía miedo a jugar con el erotismo y las bromas absurdas. ¿Serán capaces de recuperar esa tónica? Desde luego, hay cierto aire nostálgico en el ambiente, lo cual se ve a las claras en el ending: la silueta de Goku crece desde niño hasta adulto mientras camina ante todos los lugares icónicos: el monte Pazu, el torneo de Artes Marciales...

Este es el ending de Dragon Ball Super:

En cuanto a la acción, por ahora se ha visto poca, pero el adelanto del episodio 2 ya muestra a Vegeta en pleno entrenamiento (¿volvemos a las salas de gravedad aumentada  diseñadas por el profesor Brief?) y Goku parece prepararse para lo propio. Tocará esperar al próximo episodio de Dragon Ball Super. ¡Vamos con afán!

Ir a la ficha Añade tu crítica