Dragon's Dogma Dark Arisen y sus problemas de guardado

La última actualización de Dragon's Dogma Dark Arisen genera problemas en el sistema de guardado, dañando partidas en el peor de los casos.

Ya está entre nosotros la versión hipervitaminada de uno de los títulos de Capcom más singulares de los últimos años, Dragon's Dogma Dark Arisen. Sí, sobre el papel todo es perfecto en su segunda juventud: trae consigo una expansión de tamaño colosal que nos llevará a conocer la peligrosa isla Bitterblack, además de incluir la versión original del juego a un precio que prácticamente te obliga a comprarlo si estás mínimamente interesado en él.

Pero como ya nos ha enseñado muchas veces la vida, todo tiene su lado malo. Y sí, la frase hacia referencia originalmente a lo contrario, pero una cosa no quita la otra. Vayamos al grano. Parece ser que la compañía nipona lanzó junto al juego una actualización que en vez de arreglar algunos fallos su principal efecto ha sido perjudicar el sistema de guardado de las partidas.

Algunos jugadores de Dragon's Dogma Dark Arisen se han encontrado con que no podían ni guardar ni cargar partidas, mientras que otros directamente han visto como se corrompían los datos de su aventura. Capcom está trabajando en un nuevo parche que remiendo los fallos del anterior, hasta entonces aconseja por un lado realizar copias de seguridad de nuestras partidas y por otro jugar sin conexión aquellos que todavía no se han descargado la maliciosa actualización.

Así que ya sabéis, a disfrutar de Dragon's Dogma Dark Arisen con precaución hasta nuevo aviso y a aprovechar el golpe bajo para acostumbrarnos a tener más prudencia a la hora de hacer backups de nuestros datos. Ahora sí, todo tiene su lado bueno, ¿no? ¿Alguno de vosotros ha perdido su partida?