E3 2013: Impresiones del mando de Xbox One

El mando de Xbox One ya no es ningún misterio para nosotros. Un par de horas después de la conferencia de Microsoft en el E3 2013, tuvimos la posibilidad de echarle el guante por primera vez, para jugar a Ryse: Son of Rome, y os contamos nuestras primeras sensaciones con él. Es continuista, pero se nota que es diferente.

Xbox One y su mando por fin han pasado por nuestras manos. Tras la conferencia de Microsoft, tuvimos nuestra primera oportunidad de sentirlo en nuestras zarpas y nos ha convencido su ergonómico diseño. Lo primero que llama la atención es el peso, pues el hecho de no tener una batería “de quita y pon” lo aligera mucho, aunque no por ello es frágil. Así, está fabricado en plástico con un acabado entre mate y satinado, de modo que se siente más suave al tacto que el de Xbox 360. Eso le da un aspecto más sofisticado y, además, hace que resbale menos.

Como ya sabíamos desde que se presentó en sociedad el 21 de mayo, la configuración de los botones es prácticamente la misma que en el mando de 360. Sin embargo, se ha aumentado el tamaño de los botones LB y RB para que resulten más accesibles. Los joysticks parecen más elevados que los de su predecesor, lo cual tiene sus pros y sus contras. Por un lado, es más fácil pulsar los botones R3 y L3; por otro, la posición de los pulgares es un poco más forzada, lo que quizás repercuta en juegos en los que haya que mover la cámara con mucha precisión.

Microsoft ha apostado por un diseño bastante conservador, pero eso no significa que no incluya mejoras. Realmente, se nota la diferencia, especialmente a la hora de accionar los gatillos, que tienen un mayor recorrido. En el juego que pudimos probar, Ryse: Son of Rome, no se usaba el “force feedback” (la resistencia progresiva), pero en títulos como los de velocidad puede dar mucho juego, de cara a que la experiencia sea más inmersiva.

Finalmente, hay que destacar que el hecho de que todos los juegos de Xbox One tengan integración con Kinect o con SmartGlass hace innecesario incluir segundas pantallas, como en Wii U, o una superficie táctil, como sucede en el caso de PlayStation 3. Os seguiremos informando a medida que probemos más títulos.