EEUU: Las claves de Morbius, The Living Vampire

Joe Keatinge, el guionista de la nueva serie de Marvel, habló en la última conferencia de “Next Big Thing” de Marvel acerca del tono y el rumbo que tomaría el título no-muerto de la casa de las ideas.

Morbius el Vampiro Viviente acechará de nuevo en las tiendas estadounidenses en Enero de 2013. Coincidiendo con el fin de Amazing Spiderman, el personaje vuelve a tener serie propia. Así, Morbius: The Living Vampire se alzará una vez más entre las colecciones de los vivos.

Con motivo de su próximo lanzamiento, su guionista, Joe Keatinge, habló de la serie en la última conferencia sobre colecciones Marvel (“Next Big Thing”) de la semana pasada.  En ella, Keatinge reveló para empezar que la serie arrancará justo tras los eventos de Amazing Spider-man 699.1 y que coincidirá en el tiempo con Superior Spider-man. Ahora bien, aunque Morbius estará influenciado por Spidey, ambas colecciones serán independientes.

Y es que la trama de Morbius no es la típica de vampiros. Lo cual el propio autor advierte, ya que, consciente de la sobresaturación del mercado con tanto no-muerto. Y por tanto pretende introducir a Morbius como el ser primario que es: reflejando su lucha por mantener la cordura y al tiempo la libertad para poder hacer el bien. Ya que recordemos, Morbius no es un no-muerto al uso. Su condición vampírica se debe a un experimento médico que salió mal. De ahi que aunque haya coqueteado con lo sobrenatural y místico en el pasado, el personaje sigue manteniendo una cierta pátina de sordidez y tragedia que contrasta con sus ansias para realizar gestas nobles.

Lo cual ayuda, por cierto, a los fines del escritor, quien pretende situar al vampiro en un marco creible tras su futura huida de Riker´s Island y el brutal choque de encontrarse libre una vez más.  Lo cual, chicos, nos hace pensar que con suerte, esto no será un Crepusculo Conoce a Marvel, sino más bien un El Fugitivo versión nosferatu. Sin embargo, el tono será decididamente serio y enfocado en la faceta de ser que sin desearlo se ve abocado a ser señalado como un supervillano.