EE.UU. y las descargas digitales

Está claro que el mundo está cambiando y que Internet tiene mucho que ver. En ese contexto, las compañías no saben qué pasos dar, y cuándo, para empezar a distribuir sus juegos de tal modo que los jugadores sepan apreciar y, sobre todo, pagar.

Las tiendas siguen vendiendo masivamente los juegos en el llamado formato físico, con su cajita, y experimentos como PSPgo no han ayudado a dar el salto al formato digital. De todas formas, nadie duda de que ahí está el futuro. Podrá llegar más tarde o más temprano... pero llegará.

Eso queda, al menos, reflejado en un informe de la consultora NPD que nos cuenta los hábitos de los americanos a la hora de consumir contenidos digitales. Y estos son, a grandes rasgos, algunos de los datos:

  • El 6% de los americanos se ha descargado en los últimos tres meses algún tipo de contenido a través de sus consolas.
  • En ese mismo periodo de tiempo, las tres cuartas partes de los americanos mayores de 13 años ni se conectaron, ni se descargaron contenido a través de plataforma alguna.
  • El 15% se conecta y descarga contenidos a través de PC o Mac.
  • El 4% lo hace desde smartphones, o teléfonos inteligentes que les llaman.
  • Y, finalmente, el 2% accede a contenidos descargables desde reproductores de Blu-ray o vídeo digital.

Lo que parece claro es que la distribución de contenidos digitales (y, por supuesto, juegos) tiene un enorme camino que recorrer, por lo que aún estamos en la prehistoria de la distribución digital masiva.

¿Cuánto tardará en invadir nuestras casas esa revolución digital (legal)? ¿Cuánto tiempo creéis que le queda al formato físico?