EE.UU. revoca una ley de 'videojuegos'

El Tribunal Sumero de EE.UU. ha declarado inconstituciaonal una ley aprobada en California en el año 2005 que multaba con 1.000 dólares a todos los comercios que vendieran videojuegos no aptos para niños a menores de edad. Cosa que equiparaba la venta de videojuegos violentos con el cine pornográfico. El veredicto, al que se llegó con una mayoría de 7 a 2, pone por encima el derecho a la libertad de expresión que a la protección desproporcionada al consumidor.

Por lo visto, el Tribunal Supremo de EE.UU. cree que el sistema actual de clasificación de los videojuegos es suficiente para garantizar el control por parte de los padres, razón por la cual no pueden culpar a las tiendas. En la sentencia, el juez Antonin Scalia, en representación del Tribunal Supremo, ha escrito que "como método de asistir a los padres concienciados, la ley de California es muy intrusiva, ya que reduce los derechos incluidos en la Primera Enmienda de los jóvenes cuyos padres consideran que los videojuegos son una afición inocua".

A pesar del fallo del Tribunal Supremo, el impulsor de la ley, Leland Yee, ha dicho que volverá a reintroducirla cueste lo que cueste: "por desgracia, la mayor parte del Tribunal Supremo piensa más en las compañías que en nuestros hijos", declaró.

¿Crees que deberían hacer responsables a las tiendas de la venta de videojuegos violentos a los niños? ¿O bien deberían ser los padres los que controlaran el consumo de sus hijos? ¡¡Vaya lío!!