El Mojave de Fallout New Vegas

Una caseta solitaria se oxida lentamente bajo el sol abrasador de Nevada. ¿Qué rarezas oculta en su interior? ¿Trampas, quizá? ¿Un rastreador chiflado? ¿El resplandor de la luna? La guía lo sabe todo…

A veces te conviene dejar de masacrar pérfidos forajidos por unos instantes y contemplar las áridas planicies, donde los agricultores por cuenta ajena se ganan la vida a duras penas utilizando grandes dosis de audacia y agua perteneciente a la República de Nueva California. Otra posibilidad es ir a nadar al lago Mead y beber tanta H2O libre de radiación como te plazca… justo antes de que te ataquen los salvajes merodeadores de lagos. Mientras Capital Wasteland era un amasijo de recintos radioactivos y chozas que albergaban a hombres locos llamados Dave, el desierto de Mojave conserva intacta una porción mucho mayor de su entorno natural. Ahora bien, New Vegas cuenta con la misma cantidad de chiflados que habitan en chozas. Quizá el más loco de todos sea No-Bark Noonan. Vive con sus trampas, sus escopetas y su colección de maniquíes, a quien considera sus amigos.

Levantar un mapa del desierto de Mojave para la guía estratégica no ha sido tarea fácil. Si bien no llegó a provocarme un ataque de pánico, como cuando tuve que conectar las zonas de metro de Washington DC, el número de localizaciones que cubre la guía (con meticuloso detalle, si se me permite añadir, ya que incluye todos los objetos coleccionables que quieras encontrar, así como todas las localizaciones de Artesanía, Curandero, Comerciante y jugador de Caravan) sigue siendo inmenso.

New Vegas cuenta con un gigantesco universo que presenta más de 200 localizaciones primarias, sin incluir el mismo número aproximado de localizaciones secundarias que no se encuentran en tu mapa de Pip-Boy (y que la guía describe). Básicamente, si a corta distancia se halla cierta cantidad de munición, algún objeto que pueda tentarte, un artículo de interés, o bien si hay una criatura abominable rondando por los alrededores, la guía te lo indica. Desde los niveles de amenaza a los listados de todos los personajes que habitan una localización determinada, el recorrido por el desierto de Mojave es exhaustivo.

De vez en cuando, no está de más que ceses en tu empeño de completar cada una de las más de 70 búsquedas laterales y las 90 búsquedas libres y te sientes un rato para maravillarte ante las puestas de sol y contemplar la reluciente torre del Strip.

Pero, ¿qué paisajes encontrará un mensajero que se dedica a hacer turismo? Entre mis favoritos se incluye la Garganta del Diablo, una gigantesca depresión de roca repleta de centauros evolucionados, toneles radioactivos y pesadas armas de energía. Se pueden recorrer amplias extensiones de autopista desierta, dejando a un lado caravanas salvajemente saqueadas y cadáveres de vacas de dos cabezas que se pudren bajo el sol del mediodía.

También aparecen extensas zonas de naturaleza salvaje (donde los supermutantes son las criaturas más amistosas con las que te encontrarás) y senderos ocultos que conducen a lugares que, previamente, tomabas por inaccesibles. Hallarás minas, chozas, barrancos, montañas, cuevas, amplias llanuras, lagos secos, promontorios rocosos y cañones salvajes donde la emoción de atravesar el accidentado paisaje se torna en pánico cuando tu rifle de caza se atasca justo en el momento en el que una legendaria salamandra de fuego te descubre. Y todo esto, antes de que te adentres en los alrededores de la propia New Vegas. La solución a qué lugares son seguros a la hora de explorar y cuáles son trampas mortales repletas de sanguinarios es tan sólo una pequeña parte de lo que la guía estratégica te ofrece. Tendrás un recorrido íntegro, exhaustivo y sumamente útil que te llevará hasta el último rincón y hasta el último refugio secreto que hay por encontrar.