El sistema anti tramposos de Max Payne 3

Max Payne 3 se lo pondrá difícil a los cheaters, pero lo hará de una forma bastante curiosa.

Rockstar ha decidido ponerle las cosas difíciles a aquellos que quieran hacer trampas en Max Payne 3, aunque no ha optado por el baneo directo como en otros juegos, sino que les dará una oportunidad para recapacitar y volver al redil de los buenos jugadores.

El sistema que utilizarán es cuando menos curioso, se trata de hacer jugar a los cheaters entre sí. Una vez que un usuario sea denunciado por jugar de forma fraudulenta y esto sea confirmado este será etiquetado como tramposo. A partir de ese momento sus puntuaciones serán borradas y solo podrá entrar en partidas online que estén pobladas por tramposos.

De esta forma todos los que utilicen alguna ventaja ilegal lucharán entre ellos, lo que le quita completamente la gracia al asunto de los cheats, ya que nadie tendrá una ventaja real. Si con el tiempo el jugador se redime se le dará otra oportunidad borrándole de la lista de apestados. Eso sí, si le vuelven a pillar haciendo trampas será baneado de por vida, se le dará una oportunidad pero no dos.

Este curioso sistema choca con el de otros juegos como Diablo 3, que ayer mismo anunció medidas drásticas al respecto. Parece lógico que Max Payne dé segundas oportunidades a sus usuarios ya que él tampoco es un santo. Pero vosotros, ¿qué opináis al respecto? ¿Pensáis que los cheaters merecen más oportunidades?