El tomahawk en Assassin's Creed 3

Assassin's Creed 3 se desvela con su nueva ubicación histórica, en la que el hacha 'tomahawk' parece ser un utensilio de lo más común entre americanos del siglo XVIII.

Ubisoft ha sorprendido a muchos con la situación histórica del nuevo Assassin's Creed III, que nos lleva directamente al siglo XVIII. Dejamos de lado la espada, la hoja escondida (al menos a simple vista) y los cuchillos arrojadizos en pos de armas de fuego más modernas y eficientes. Además, del que parece ser el nuevo icono de la franquicia, el tomahawk. Pero, ¿para qué utilizaremos exactamente este pequeño hacha? ¿Qué tipo de funciones tenía en su época? ¿Quiénes la utilizaban y cómo? Eso es lo que intentaremos explicaros en este artículo.

El tomahawk era un tipo de hachuela creada por los nativos norteamericanos, aunque estaba basado en el powhatan inglés. Originalmente se componía de un mango de madera de no más de 60 cm. tras el cual se fijaba, mediante varios sistemas que pasaban por utilizar desde cuero con clavos de hierro hasta una simple hendidura, lo más importante de la herramienta, la cuchilla. Se han encontrado tomahawks con cabeza de piedra, pero lo más normal es que se trabajase en metal, el cual ya se dominaba más que de sobra en la época.

Su utilidad pasaba por herramienta de trabajo (cortar pequeñas ramas, por ejemplo), o para clavar y trabajar el metal (gracias al pequeño martillo que poseían en la parte posterior algunos modelos), sin embargo poco a poco se fue empleando para otros propósitos, como el militar. Gracias a su reducido tamaño y ligero peso, se trata de un artilugio fácilmente arrojable a gran velocidad y distancia, y con un poco de práctica la precisión podía llegar a ser letal.

Al ser un arma de origen indio, tal vez debamos suponer que el protagonista pertenece a alguna tribu nativa norteamericana. Seguramente el funcionamiento del tomahawk en Assassin's Creed III sea puramente militar, sin embargo, y conociendo a Ubisoft, no nos extrañaría ver algún que otro uso, como por ejemplo haciendo las veces de piolet, para escalar o alcanzar lugares más elevados.

Ir a la ficha Escribe tu análisis