Entrevista a Nolan North y Troy Baker, los actores de Uncharted 4

Nolan North y Troy Baker son los dos actores más importantes que han prestado sus voces y sus movimientos en Uncharted 4: El desenlace del ladrón. El primero lleva ya cuatro entregas encarnando a Nathan Drake, mientras que el segundo se une a la saga como su hermano, tras haber convencido a Naughty Dog con su gran trabajo como Joel en The Last of Us.

No se suele prestar mucha atención a los actores que ponen sus voces y sus movimientos en los videojuegos, pero, durante nuestra visita a las oficinas de Naughty Dog para ver Uncharted 4, tuvimos ocasión de hablar con Nolan North y Troy Baker, que encarnan a Nathan Drake y su hermano Sam, respectivamente. El primero lleva trabajando en la saga desde la primera entrega, mientras que el segundo se ha unido en esta cuarta parte, pero, sin duda, es el actor de moda, pues, en los últimos tiempos, ha interpretado a infinidad de personajes importantes: Joel (The Last of Us), el Jóker (Batman Arkham), Pagan Min (Far Cry 4), Talion (Sombras de Mordor), Booker DeWitt (Bioshock Infinite). Entre los dos, nos contaron algunas curiosidades de su trabajo y las motivaciones de sus personajes en el juego, con una simpatía fuera de lo común.

P. Troy, en los últimos tiempos, has participado en un montón de juegos, como Booker DeWitt en Bioshock Infinite, como Ocelot en Metal Gear V… ¿Ha sido diferente trabajar con Naughty Dog, como Sam Drake?

Troy Baker. Cada situación y cada experiencia son diferentes. A cada una le coges cariño por una razón específica. A Naughty Dog le tengo un cariño especial porque me recuerdo a mí mismo, en 2007, jugando al primer Uncharted, que cambió mi forma de ver los juegos y creo que también la forma de ver los juegos por parte de los desarrolladores de todo el mundo. Mandé un email a la gente de Naughty Dog para mostrarles mis respetos por lo que habían hecho, y no quería más que ser un simple tipo que muriera por un disparo de Nathan. Tengo un amor especial por Naughty Dog, especialmente desde que hicimos The Last of Us y el impacto que tuvo en mí. Estar en un juego de Uncharted, como hermano de Nathan Drake, es como cerrar el círculo. Es un triunfo personal.

P. Nolan, tú llevas trabajando como Nathan Drake desde la primera entrega de la saga. ¿Ha cambiado en algo el proceso desde entonces?

Nolan North. El proceso como actor es el mismo, pero creo que hemos evolucionado a lo largo de los años. Por ejemplo, en el primer juego, Nathan corría hacia un jeep, que, en la captura de movimientos, era un jeep real colocado sobre el escenario y al que había que saltar. Para el segundo juego, el jeep eran simples bloques de madera, como una especie de LEGO más adulto que hacían parecerse a un jeep. Para el tercero, se dieron cuenta de que sólo necesitaban un banco y un volante, pues podían digitalizar el resto del jeep sin necesidad de que el actor lo viera. Todo se ha simplificado y condensado en cuanto al uso de objetos, pero el proceso de actuación, con un traje para la captura de movimientos, es igual, con una cámara para filmar, un micrófono… Una actuación es una actuación, y lo único que ha cambiado es que los jugadores son más espabilados ahora y saben lo que quieren y lo que cabe esperar, así que te esfuerzas por contentarlos. Sucede lo mismo con las grandes películas. Cuando ves lo que puede dar de sí una actuación en una pantalla grande, intentas que la inversión en un proyecto así sea parecida.

P. ¿Capturan la expresión de vuestras caras o se limitan a los movimientos?

NN. Usan el movimiento. No nos ponen marcas digitales en la cara, pero hay una tecnología llamada 'vídeo de referencia' que sirve a los animadores del estudio, 'frame' por 'frame', para recrear si sonríes o si parpadeas. Se hace un 'mapeo' de la cara que ayuda a darles vida a Nathan y al resto de personajes. Miran la actuación que les damos como si fuera un espejo, viéndola una y otra vez. De hecho, en el anterior juego, solíamos bromear con que los animadores de Naughty Dog seguramente conozcan mejor mi cara que mi propia esposa (risas).

P. ¿Qué os parece la cara del nuevo Nathan, en comparación con la que lucía en las anteriores entregas?

NN. Me gusta, porque se observa que el personaje ha madurado desde el primer juego al cuarto. Los usuarios que jugaron al primero han crecido de algún modo junto a Drake. Es como Indiana Jones. No es un simple videojuego, sino algo más personal.

P. ¿Cómo es una sesión de captura de movimientos? ¿Cuántas habéis hecho para este juego?

NN. Hay mucho trabajo que hacer para principios de 2015. Llevamos unas 68 sesiones ya [esta entrevista se realizó en diciembre de 2014] y, probablemente, sólo estamos a la mitad. Queda mucho por hacer. Vamos a estar ocupados en 2015, para tenerlo todo hacia junio-julio y que el juego esté listo a finales de año, imagino.

TB. Lo más divertido es la diferencia que hay entre hacer un juego y una película. En una película, te dan un guión y lo ruedas durante seis, ocho o doce semanas. En un juego, hay muchas partes que se van moviendo. Hay que fijarse en un nivel y ver todos los elementos narrativos que lo van a sujetar. Una vez está todo atado, pasas al siguiente. Eso te da la oportunidad de compartimentar el juego y, luego, poner todas las piezas juntas para ver cómo funcionan, lo que puede que te obligue a volver atrás para rehacer alguna cosa y que todo quede unitario. Me gusta esa filosofía de dividir el juego por partes.

NN. Es difícil, porque no sólo hay escenas. Entre una y otra, está la acción propiamente dicha, que es parte de la historia. De hecho, ya no hay diferencia entre las escenas de vídeo y el 'gameplay', pues la tecnología permite que todo sea una experiencia continuada. Tenemos aún mucho trabajo que hacer, pero no es 'trabajo' realmente, pues sólo tienes que ir, ponerte un traje e interpretar. Es muy divertido.

P. ¿Ha cambiado en algo la personalidad de Nathan, ahora que está casado y vuelve a salir en busca de aventuras?

NN. Puede haber encontrado un lugar en el que sentirse ya autocomplacido, pero, precisamente, eso le hace añorar la aventura y, cuando Sam se presenta, encuentra una razón para volver a su antigua vida "una última vez”, como dice en el tráiler. Es un personaje más maduro e intenta alejarse, pero es como si un tigre o una cebra quisieran deshacerse de sus rayas. Todo el mundo tiene una pasión en su vida con la que se siente seguro y que siempre acaba saliendo.

P. ¿Y qué pasa con Sam? ¿Cómo ha sido el acercamiento al personaje? Porque, en el tráiler, se le ve como un personaje rudo y quizás “oscuro”, en cierto modo. Troy, sabiendo que has interpretado a villanos como el Jóker o Pagan Min… ¿Cómo es Samuel Drake?

TB. No sabría si calificarlo como 'malo', porque eso es parte de la historia. Su rudeza responde al mero hecho de que es el hermano de Nathan, y es interesante. Cuando interpretas a un personaje, puedes ser y hacer lo que quieras. Hay gente que, por el motivo que sea, llegado un cierto momento de su vida, no consigue ir más allá del pasado, hasta obsesionarse, mientras que sus allegados siguen adelante con su vida. Creo que Sam está en esa situación, movido por ese deseo y esa pasión, en tanto que Nathan ha encontrado otra familia. Ése es uno de los hilos conductores de la historia, pues, en buena medida, Sam no ejerce como el hermano mayor.

Recordad que, durante esta semana, estamos publicando numerosos contenidos sobre Uncharted 4. Podéis consultarlos todos desde este enlace.

Ir a la ficha Escribe tu análisis