Entrevistamos a Tommy Palm, creador de Candy Crush Saga

¿Cuál es el secreto de un juego que ha sido descargado más de 500 millones de veces, y cuya rentabilidad le coloca por encima de las grandes sagas triple A? Intentamos descubrirlo en esta entrevista exclusiva a Tommy Palm, creador de Candy Crush Saga,  y cabeza pensante de la empresa sueca King. 

El éxito de Candy Crush Saga era imposible de prever. Un puzle para Facebook y dispositivos móviles iOS y Android) que se ha convertido en un fenómeno a nivel internacional, y cuyas cifras son mareantes; nada menos que 500.000.000 descargas en menos de un año. Se trata de un título gratuíto, financiado mediante micropagos, pero ¿qué otros secretos se escondentras las golosinas de Candy Crush Saga? Nos lo cuenta su creador, Tommy Palm:

La mecánica de Candy Crush no es nueva. La hemos visto en otros juegos de éxito como Zoo Keeper o Bejweeled, ¿qué es lo que marca las diferencias en el juego de King?

Bueno, es cierto que la mecánica de los juegos que has mencionado es muy parecida. Se trata casi de un género en sí mismo. Creo que lo que cambia en Candy Crush es que se pueden combinar algunas piezas especiales y que eso hace que estallen, y la pantalla sea diferente. Por supuesto, también el hecho de que juguemos con golosinas. Pero si tuviera que escoger algo es la accesibilidad: lo sencillo que resulta descargarse el juego y ponerse a disfrutar en cualquiera de sus plataformas. Tampoco podemos olvidar el aspecto social, y es que mucha gente comienza a jugar porque se lo ve a su hermano o a sus amigos. Esto es algo que no existe en otros juegos de los que menciones. 

Lleva trabajando en la industria desde los tiempos de C64, ¿cómo han cambiado los videojuegos en este tiempo? ¿Cuáles son los títulos que más le han influido como jugador?

Tengo que puntualizar que antes sólo lo hacía como hobby, y que empecé a dedicarme profesionalmente a esto en 1999. El juego que me hizo trabajar en la industria fue Space Invaders, en la versión de recreativa, y los que más me han influído después han sido los de Sid Meier, en particulare Pirates. Después de trabajar durante 14 años, puedo decir que el mayor cambio en la industria de los videojuegos para mí ha sido la aparición de App Store y los juegos para smartphones.

¿Cree que el modelo free to play va a ser una alternativa sostenible o es otra burbuja a la que nos enfrentamos en la industria?

Creo que el free to play está aquí para quedarse. Los jugadores han descubierto que pueden disfrutar de buenos títulos, y tener experiencias muy divertidas por poco dinero. Comienzan gratis y después deciden en qué gastar su dinero. Estos juegos consiguen, además, que se menatengan los ingresos durante más tiempo. Así son más rentables.

¿Veremos versiones de Candy Crush Saga en las consolas domésticas, como ha pasado con Angry Birds o Plants vs Zombies, que estaban diseñados originalmente para smartphone?

Aún no hemos anunciado nada en este sentido, pero siempre estamos al servicio de los intereses del jugador. Ya veremos lo que ocurre más adelante, pero creo que estaría bien. Sería una manera de llegar a jugadores a los que quizá no les atrae demasiado nuestro título en las plataformas actuales. Siempre estamos pensando en formas de crecer.

¿Cómo se continúa el éxito de un juego así? ¿Piensa en seguir ampliando el juego o tratar de llevarse a la base de jugadores a nuevos títulos?

El verdadero desafío es hacer que continúen jugando a Candy Cush Saga, y que además prueben otros productos. Nosotros estamos promocionando ahora mismo el juego, ofreciendo premios gratis durante un tiempo limitado a los jugadores que empiezan. A la vez, los estudios que King tiene repartidos por toda Europa están trabajando en nuevos títulos, que deberían gustar a los mismos jugadores.

La mayoría de jugadores de Candy Crush no son hardcore, ¿seguirán jugando después de iniciarse con este título?

Creo que sí. Candy Crush es el primer juego para muchas personas, en especial para muchas mujeres. Ellos han descubierto lo divertidos que pueden ser los videojuegos, y no se van a echar atrás. Al contrario, pienso que después de comprobar lo bien que lo han pasado con juegos como Candy Crush Saga, se atreverán a probar cosas diferentes, quizá más "hardcore".