Epic Games: "PS4 y Xbox One no son más potentes que PC"

El vicepresidente de Epic Games, Mark Rein, califica de forma despectiva las declaraciones que Rajat Taneja, de Electronic Arts, realizó sobre la potencia de PS4 y Xbox One, y cree que las nuevas consolas de Sony y Microsoft no serán más potentes que los PC a la hora de jugar.

Twitter se ha convertido en una de las herramientas más utilizadas por usuarios, desarrolladoras de videojuegos y fabricantes de consolas para poner el aliño a toda esta ensalada que compone la 'next-gen', plato que a muchos que ya se les ha empezado a indigestar a pesar de que aún falten por llegar dos entrantes tan importantes en este menú como son Xbox One y PS4.

En esta ocasión, el encargado de sacar a pasear su vesícula biliar a través de la popular red social del pajarito ha sido el vicepresidente de Epic Games, Mark Rein, quien no se ha cortado un pelo a la hora de calificar de "tontería" (por suavizar un poco sus palabras) las declaraciones de Rajat Taneja, el ejecutivo de Electronic Arts que aseguró hace unos días que PS4 y Xbox One van una generación por delante de los PC más potentes.

Como seguro recordáis, Taneja afirmó que las nuevas consolas de Sony y Microsoft son entre 8 y 10 veces más potentes que PS3 y Xbox 360, lo que sumado a sus amplias posibilidades, como el cloud gaming o las opciones de interconexión, dan como resultado -siempre según el empleado de EA- unas máquinas mucho más poderosas que los PC 'gamer' punteros de la actualidad.

Estas declaraciones han generado multitud de debate en la red durante estos días, enfrentando a las opiniones de quienes piensan que, efectivamente, PS4 y Xbox One serán superiores técnicamente a la amplia mayoría de PCs, con las de aquellos que, como Mark Rein, piensan que ni hablar del peluquín, que los ordenadores seguirán mandando en lo que a potencia se refiere también durante la nueva generación.

En fin, está claro que aún es muy pronto para saber -con total certeza- qué opinión se ajusta más a la realidad, pero es evidente que Mark Rein lo tiene bastante claro y que no tiene pelos en la lengua a la hora de proclamarlo a los cuatro vientos. ¿No os parece?